Cómo conducir con viento lateral

0 Publicado en Seguridad

6738542393_4966fb960d_z
Durante cualquier viaje de cierta longitud, nos podemos encontrar con un amplio abanico de fenómenos atmosféricos por el camino. Podemos salir con sol, pasar bancos de niebla, nubes y claros, algo de lluvia, vientos racheados,… Prácticamente de todo, y más en otoño y primavera. Sin embargo conducir con viento lateral es algo que nos encontraremos en carretera casi seguro en cualquier día del año, y más en según qué parajes.

El viento frontal hará que el coche consuma más combustible, al tener que vencer más resistencia; si nos viene por detrás nos hará el viaje más barato, pues el motor necesitará menos consumo para mantener la velocidad, y si incide en el lateral del coche puede que nos haga trabajar más con el volante. El viento lateral tiene sus efectos en la conducción, tanto si se trata de viento continuado, o, en el peor caso, de fuertes rachas laterales.

Cómo conducir cuando nos da el viento de lado

Existen varios casos posibles para que nos de viento lateral: podemos conducir por una llanura, y de repente se levanta viento de intensidad que nos acomete por un lateral. En esos casos, la cosa suele suceder progresivamente y no suele ser grave. Podemos atravesar un largo túnel y que al salir nos encontremos, de repente, con viento fuerte (y lo mismo pasa al atravesar un viaducto). Podemos empezar a adelantar a un camión y dejar de sentir el viento lateral, para que al terminar nos encontremos nuevamente con ese viento. Para cada caso hay que prepararse de diferente forma.

Nuestra capacidad de observación es nuestra mejor aliada. Si nos fijamos en nuestro entorno mientras conducimos, podremos observar cómo algunas nubes corren a toda velocidad por encima nuestra, lo cual indica fuerte viento a cierta altura, y puede que, por tanto, nos encontremos con rachas laterales al pasar ese bosquecillo; mirando las copas de los árboles sabremos rápidamente si hay viento, si es fuete y en qué dirección sopla.

También podemos ver el efecto del viento sobre el camión que nos precede, por ejemplo, o sobre el coche que va por delante, ya que las rachas harán que su trayectoria sea algo errática por momentos. Eso sí, no se puede conducir con una trayectoria errática como la que se experimenta al consultar el smartphone mientras se conduce (por favor, no lo hagas). Son cosas diferentes.

Ante la sospecha de viento lateral, debemos estar preparados para contrarrestar rápidamente, pero de forma precisa, el cambio en nuestra trayectoria mediante un ligero contravolante. Simplemente debemos mantener nuestra trayectoria sabiendo que, en breves instantes, el coche tenderá a moverse hacia un lado si nosotros no lo contrarrestamos. Sospecharemos, por tanto, que podemos sufrir viento lateral si:

  • cruzamos un largo túnel
  • si nos aproximamos a un viaducto (cuanta más altura tenga, más posibilidades de viento)
  • cuando pasamos de una zona muy arbolada a una llanura
  • cuando adelantamos a un camión

El caso del camión es el más complejo, si cabe, porque incluye un cambio de carril previo. La situación puede ser la siguiente: circulamos con viento lateral que incide por nuestra derecha; nos disponemos a adelantar a un camión, así que cambiamos de carril con el viento “ayudando”; al pasar al lado del camión el viento cesa de repente (con lo cual, en un mal caso, podemos acercarnos demasiado al camión); al sobrepasar al camión, el viento regresa de repente, y nosotros debemos cambiar de nuevo de carril.

Teniendo presente estas situaciones no deberíamos tener mayores problemas con el viento lateral. Eso sí, hay que pensar que si el asfalto está mojado, seremos más sensibles con el volante, y si las rachas de viento son demasiado fuertes y no nos sentimos seguros, es mejor parar y descansar, o esperar a que termine el temporal.

Foto | bosco

Etiquetas: , ,

Deja un comentario en Cómo conducir con viento lateral

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.