¿Por qué nos cuesta tanto bajar de peso?

0 Publicado en Salud

Bajar de peso no es nada fácil. Quienes lo intentamos a lo largo del año sabemos que perder un kilo es «diez veces» más difícil que ganar uno. El peso es una de las preocupaciones más comunes entre las personas, ya sea por estética o por salud. Huelga decir que la estética es menos importante, siempre, que la salud.

En realidad, es difícil controlar el peso, ya sea para bajarlo, para aumentarlo o, simplemente, para mantenerlo fijo. En esto influyen muchas cosas, como la genética, el entorno o cómo nos movemos y qué comemos.

Centrándonos en la cuestión de bajar de peso, existen una gran cantidad de dietas milagro que, como poco, no son nada de fiar. Una pérdida de peso provocada por una de estas dietas no es algo que se pueda sostener con facilidad en el tiempo. De hecho, se ha demostrado que algunas dietas son perjudiciales para la salud al privar al organismo de ciertos nutrientes, mientras que otras no tienen demasiado sentido en la actualidad.

En un artículo en el que se explica de manera muy didáctica la dificultad para mantener a la báscula a raya, el biólogo J.M. Mulet, profesor titular de biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia y divulgador, entre otras cosas, habla del «gen ahorrador»:

Nos lo cuenta muy bien el doctor José Enrique Campillo en su obra El mono obeso, donde aprenderemos sobre cómo la biología de gen ahorrador se ha ido perfeccionando para sobrevivir con poco alimento en épocas de carencia -lo habitual antaño- y hacer acopio, a lo bestia, cuando hubiera algo comestible a nuestra disposición (en aquel entonces, en raras ocasiones). Hoy el panorama es a la inversa, así que tenemos una biología contraria a nuestras circunstancias. Algo que viene a ser así como tener un submarino de última generación -nuestro genoma- cuando nuestro propósito es ir a Cuenca (estar delgados). Mal tema.

No podemos echar toda la culpa de nuestra dificultad para el controlar del peso a la biología, por supuesto. Existen evidencias de que «los hábitos de vida saludables se asocian con una disminución significativa de la mortalidad, con independencia del índice de masa corporal o el peso». Es decir, que lo que nos debería preocupar es la salud, más que alcanzar un ideal de peso que, de hecho, se nos impone.

Cada persona es diferente y tiene una genética distinta, un entorno diferente y una predisposición única ante la perspectiva de regular la dieta y practicar la vida saludable. Se pueden resumir en cuatro puntos esenciales que consiguen mejorar nuestra salud, independientemente del peso:

  1. Introducir en nuestra alimentación una importante cantidad de alimentos de origen vegetal y fresco.
  2. Mantener un nivel de actividad física adecuado.
  3. No fumar.
  4. Hacer un consumo prudente de bebidas alcohólicas, o prescindir de ellas por completo.

Sobre todo, el mejor consejo que podemos dar para el control del peso es que nos fijemos en la salud antes que en la estética. Controlar las cantidades que comemos, mantener una vida saludable en cuanto a la alimentación y la actividad física, el alcohol y el tabaco son garantías suficientes para nuestra salud como para, de «propina», perder algún kilo sobrante.

Etiquetas: Actividad física, Alimentación saludable

Deja un comentario en ¿Por qué nos cuesta tanto bajar de peso?

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.