Los peligros de la automedicación

1 Publicado en Destacados, Salud

Automedicación_dchaLa automedicación es el uso de medicamentos, sin receta, por iniciativa propia de las personas, sin control de personal sanitario en su gestión. En algunos casos es una forma de tratar alguna molestia ocasional que podría solventarse sin la ayuda de los medicamentos, pero dado que en los hogares disponemos de medicamentos ya recetados y consumidos para síntomas similares, podemos sentirnos tentados de volver a utilizar sin consultar previamente a un médico.

Como todo lo que se practica de forma autónoma, hemos de tener en cuenta los riesgos de la automedicación, así como las precauciones básicas que debemos tener a la hora de ingerir medicamentos por nuestra cuenta.

Lo cierto es que existen muchos medicamentos que pueden venderse sin necesidad de receta médica, y también existen numerosos remedios de la más variopinta procedencia, desde los “caseros”, pasando por los de herbolario o los homeopáticos, que nos hacen caer en la tentación del autoconsumo, sin pensar que podríamos consultar de igual manera al médico, y en muchos casos al farmacéutico, antes de pensar en ese autoconsumo.

En la web El mundo MAPFRE tenemos a nuestra disposición una serie de riesgos que se derivan del autoconsumo de medicamentos, que deberíamos tener en cuenta a la hora de ejercer estas prácticas:

  • Podríamos sufrir efectos secundarios, reacciones adversas o intoxicación.
  • La automedicación podría derivar en dependencia o adicción a esas sustancias.
  • Sin darnos cuenta, podemos fomentar interacciones con otros medicamentos que pueden constituir un riesgo para la salud.
  • La falta de efectividad del medicamento es bastante probable, por no estar indicados para la enfermedad que se trata de paliar, por ingerir una dosis inadecuada o por no cumplir con los tiempos de administración correctos, especialmente en el caso de los antibióticos (podemos tomarlos cuando no son necesarios, y crear mecanismos de resistencia frente a gérmenes a los que somos habitualmente sensibles).
  • Una medicación innecesaria puede alterar los síntomas de otra enfermedad, dificultando o el diagnóstico correcto.
  • La automedicación es especialmente peligrosa en niños, ya que el efecto de los fármacos puede ser mayor; en ancianos, un grupo por lo general muy medicado; y en mujeres embarazadas.

En general la automedicación no es aconsejable, si bien existe lo que se denomina “automedicación responsable”. Esta automedicación consiste en disponer del mismo medicamento que le fue prescrito en una situación con los mismos síntomas, y siempre que no revista gravedad, y siempre teniendo en cuenta que, de no darse una evolución positiva, hay que acudir al profesional.

Esto solo será viable si existe una “educación sanitaria, que consiste en ayudar al paciente a cuidar y mejorar la salud, no solo preventivamente sino también curativamente, a través de campañas de salud, publicidad responsable [etc.]“. Los medicamentos más frecuentes en la automedicación son los analgésicos, los antibióticos y los relajantes muscularesansiolíticos, entre otros.

Cabe reforzar el concepto de que los antibióticos mal utilizados (en situaciones en los que no son necesarios por no tratarse de infecciones bacterianas) crean más perjuicio que beneficio, sobre todo por el desarrollo de una resistencia que no es beneficiosa para nuestro organismo.

Más información | El mundo de MAPFRE

Foto | Juan Pablo Olmo

Etiquetas: , ,

Una respuesta a Los peligros de la automedicación

  1. Luis dijo:

    Había un dicho que decía que “la automedicación mata a más personas que los malos médicos”. Es una práctica peligrosa y en la que los españoles somos “líderes” a nivel europeo.

Deja un comentario en Los peligros de la automedicación

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.