Consejos de acción climática individuales

0 Publicado en RS

En plena vorágine de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2019 (COP25), donde se dirimen qué medidas deben tomarse para frenar el calentamiento global, cabe preguntarse qué puede hacer cada persona para poner su granito de arena en este proceso. Ya sea reciclando, tomando medidas para ahorrar agua o utilizando el transporte público, es posible ayudar en una lucha que no puede frenarse porque de ella depende el futuro del planeta y, por ende, del ser humano.

Conoce estos consejos de acción climática individuales

Si no tienes muy claro cómo sumarte a esta causa en tu día a día, debes saber que lo puedes hacer de un modo sencillo. Para ello, solo has de poner atención y tomar algunas decisiones.

Alimentación

Cambiando algunos hábitos de alimentación es posible hacer que la contaminación descienda. Obviamente lo que haga una persona sola no se notará, pero cuando muchas se sumen a ciertas prácticas que además resultan saludables para el organismo, comenzará a repercutir para bien en el medio ambiente. En este sentido, uno de los modos para conseguir que la dieta sea más sostenible pasa por comer menor cantidad de carne. Esto no se debe a que sea poco beneficiosa para el cuerpo (tiene sus pros y sus contras), sino a que la ganadería industrial provoca más del 14% de los gases de efecto invernadero según Greenpeace que se emiten en el mundo, al tiempo que provoca una mayor deforestación. De igual modo, el pescado causa menor contaminación, pero en este caso nos enfrentamos a la sobreexplotación de bancos de peces.  Así pues, una dieta en la que haya mayor presencia de productos vegetales (verduras, legumbres…) será más sostenible.

En el tema de la alimentación también será importante apostar por productos locales y, si es posible, orgánicos, ya que el transporte de mercancías genera un importante impacto en forma de contaminación atmosférica.

Transporte

Y hablando de transporte, cada persona puede colaborar en frenar la emisión de gases que provocan el efecto invernadero. No conviene olvidar que, por poner solo un ejemplo, en la Unión Europea los medios de transporte son responsables de más del 30 % del CO2 que se expulsa a la atmósfera, correspondiendo el 72 % de los mismos a los vehículos que se mueven por carreteras.

Así pues, cada ciudadano está en disposición de colaborar en una movilidad sostenible, ya sea utilizando el transporte público o compartiendo el vehículo cuando no es posible llegar al destino de otro modo. Otra opción pasa por decantarse por transportes como la bicicleta, que aparte de no contaminar, requiere un ejercicio físico que ayuda a la salud. Asimismo, en el momento de comprar un coche, existen opciones eléctricas o híbridas que poco a poco se equiparan a las que emplean combustibles como la gasolina o el gasóleo.

Prevención de incendios

Como hemos apuntado, la deforestación es otro de los problemas medioambientales para los que hay acciones climáticas individuales en tanto en cuanto las personas pueden prevenir los temidos incendios que acaban con ingentes superficies boscosas. En este caso, hay que evitar tirar basura en plena naturaleza (especialmente cristales que hagan de lupa), no hacer fuego y extremar las precauciones durante las olas de calor.

Inversiones socialmente responsables

Este punto está relacionado con las finanzas de cada persona, de manera que puede resultar más controvertido. Sin embargo, existe una tendencia muy clara a invertir en aquellos fondos que no solo resultan solventes, sino que además cumplen diversos requisitos de índole medioambiental o social. Es decir, en el momento de invertir, de contratar seguros o de tomar alguna decisión económica, no está de más apostar por aquellas empresas que obedecen a dichos requisitos.

Educación

Aparte de los anteriores consejos, hay un elemento primordial en el que el conjunto de la sociedad debe trabajar, desde el individuo al colectivo: educar en el respeto al medio ambiente. Solo de ese modo cada persona será capaz de comprometerse con unos valores que ayuden a hacer del mundo un lugar menos contaminado.

La propia UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) así lo apunta: “La educación es una parte esencial de la respuesta mundial al cambio climático: ayuda a las personas a comprender y abordar el impacto del calentamiento global, aumenta la ‘alfabetización climática’ entre los jóvenes, fomenta cambios en las actitudes y el comportamiento y los ayuda a adaptarse a las tendencias relacionadas con el cambio climático. La educación y la concienciación se pueden utilizar para tomar decisiones informadas, desempeñar un papel vital en el desarrollo de la capacidad de resiliencia y mitigación de las comunidades, y permitir que las mujeres y los hombres adopten estilos de vida sostenibles”.

Etiquetas: Ahorro doméstico, Ahorro energético, Sostenibilidad

Deja un comentario en Consejos de acción climática individuales

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.