Las multas ‘sin fronteras’ en la Unión Europea

0 Publicado en Motor

Hasta no hace mucho, una multa de tráfico impuesta fuera de nuestras fronteras solía perderse en el limbo legal. Es decir, uno podía librarse de pagar multas si la sanción se tramitaba en otro país. Hoy, gracias a la cooperación entre los países de la Unión Europea, y a la propia Unión, no es posible quedar impune ante una infracción de tráfico. Sobre todo, de aquellas que ponen en peligro la seguridad vial.

En 2015, la UE aprobó una serie de normas dedicadas a regular el intercambio de datos transfronterizos para luchar contra los delitos de tráfico. De esta manera, un país puede sancionar a un ciudadano europeo si éste ha cometido un delito contra la seguridad vial y conseguir que dicha sanción sea válida también en su país de origen.

Las autoridades de cualquier país vecino pueden enviar diversidad de datos para identificar al sancionado. Por ejemplo, España tiene capacidad para facilitar a cualquier país miembro datos como: número de matrícula y bastidor del vehículo, país de matriculación, marca, modelo y código de categoría UE.

Los datos de los titulares del vehículo, así como los conductores o arrendatarios, como es lógico, también pueden ser comunicados a un país vecino, con lo cual, si se detecta la infracción y se cursa la denuncia y la correspondiente sanción, podemos estar seguros de que esta será recibida en el país de residencia del infractor.

Multas que no entienden de fronteras en la Unión Europea

Estas son las sanciones que nos pueden llegar a casa desde cualquier país miembro de la UE, según el texto de la Directiva (UE) 2015/413 de 11 de marzo de 2015, “por la que se facilita el intercambio transfronterizo de información sobre infracciones de tráfico en materia de seguridad vial”:

  1. Exceso de velocidad.
  2. No utilizar el cinturón de seguridad.
  3. No detenerse ante un semáforo en rojo.
  4. Conducir en estado de embriaguez.
  5. Conducir bajo la influencia de las drogas.
  6. No utilizar el casco de protección.
  7. Circular por un carril prohibido.
  8. Utilización ilegal de un teléfono móvil o de cualquier otro dispositivo de comunicación durante la conducción.

Es vital, ante un viaje en coche al extranjero dentro de la UE, conocer las normas de circulación de cada país en particular. Para ello, es posible consultarlas en una página de la DGT dispuesta a tal efecto, Conducir en Europa. Gracias a esta información podremos saber cosas tan específicas como los límites de velocidad en Liechtenstein (no tienen autovías, ni autopistas), la norma de uso del móvil en Finlandia, si es necesario utilizar casco en bici en Grecia…

No tenemos pues excusas y no podremos escudarnos en desconocimiento de las normas. Además, no estar al tanto de la legislación no exime de su cumplimiento.

Etiquetas: Dirección General de Tráfico, Seguridad Vial

Deja un comentario en Las multas ‘sin fronteras’ en la Unión Europea

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.