El panel de instrumentos del coche: la batalla por la “cuarta pantalla”

1 Publicado en Motor

En el mundo de la automoción hay una gran capacidad para la innovación. Ya sea en el terreno de las motorizaciones, con los coches híbridos y los eléctricos empujando con fuerza cada año o en el terreno del entretenimiento a bordo, donde los avances se suceden y son más sofisticados.

Es el caso del panel de instrumentos del coche, un espacio no muy explotado hasta ahora y que se posiciona como el próximo reto para las tecnológicas y los fabricantes de coches: la “cuarta pantalla” (tras la televisión, el ordenador y el smartphone).

Según un estudio de la Fundación AAA para la Seguridad en el Tráfico estadounidense, un conductor pasa, de promedio, 51 minutos en su coche cada día. Esto convierte a los conductores —y los ocupantes en caso de llevarlos— en un tipo de audiencia muy especial, y cautiva.

¿Cómo podrían ser estas pantallas en un futuro cercano? ¿Qué información nos ofrecerían? En ellas podríamos recibir anuncios de restaurantes locales, consultorios médicos u otros servicios, y que estén basados en nuestras rutas de conducción habituales.

También, basándose en los patrones de conducción, las compañías de seguros podrían ofrecer tarifas más bajas para los conductores prudentes, algo que ya se está haciendo pero que resultaría mucho más sencillo con la nueva tecnología. Podríamos interactuar con la estación de servicio desde el coche y pagar la gasolina, por ejemplo, o reservar una mesa para comer.

Según McKinsey & Co., estos productos apoyados en datos podrían generar hasta 750.000 millones de dólares en ingresos para el próximo 2030, incluyendo la publicidad basada en la ubicación y el coste del mantenimiento predictivo de los coches.

Es la «batalla por la cuarta pantalla» que tiene a Silicon Valley pendiente de diseñar y desarrollar nuevas interfaces capaces de satisfacer a todos los conductores.

El desafío es enorme. Las pantallas en los coches actuales no se pueden actualizar fácilmente y, además, no cambiamos de coche con tanta frecuencia como podríamos cambiar de smartphone.

Es diferente, en cambio, el caso de los coches autónomos o, al menos, los coches que cuenten con cierto grado de automatización, ya que dispondrán de más pantallas, y se podrá dedicar tiempo a actividades tales como comprar, ver películas o trabajar.

Será entonces cuando las pantallas, tanto de entretenimiento como las del panel de instrumentos, experimenten una verdadera revolución.

Etiquetas: Tecnología en el coche

Una respuesta a El panel de instrumentos del coche: la batalla por la “cuarta pantalla”

  1. Miguel Angel dijo:

    Buenos días,

    Como propietario de una autoescuela, donde tratamos de formar a conductores seguros, publicidad en las pantallas de los coches de momento nos suena a posibles distracciones. Puede que fuera más sensato introducir este tipo de contenidos a modo “podcast”. En cambio, si la publicidad es visual, solo se nos ocurre que pudiera introducirse publicidad visual cuando se detecte que el vehículo no esta en marcha para que fuese seguro. Esperamos que haya coherencia en este caso y en otros donde las nuevas tecnologías incorporadas a los vehículos, todavía no están resultado demasiado eficientes, incluso en aspectos tan relevantes como la seguridad. Un saludo.

Deja un comentario en El panel de instrumentos del coche: la batalla por la “cuarta pantalla”

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.