¿Cómo se conduce un coche automático?

5 Publicado en Motor

coche automático_central
Ante una pregunta como esta, podemos pensar que no hay demasiado que contar. Al fin y al cabo, un coche automático elimina de la conducción las tareas de manipulación del cambio manual, es decir, pisar el embrague y seleccionar la velocidad adecuada a las circunstancias. Sobre el papel (y también en la práctica) un coche automático es mucho más cómodo de conducir en la ciudad que un coche con cambio manual.

Prescindir del embrague y la palanca de cambios (esto último no es cierto siempre) hace de una retención o atasco un paseo. No viviremos las situaciones en las que, con la primera marcha seleccionada, pisamos el pedal de embrague durante minutos, siempre pendientes de que se reanude la marcha. Con el coche automático, simplemente frenamos y aceleramos cuando toda: simplicidad máxima.

Un coche automático no es solo acelerador y freno

El error más típico es pensar en que, al conducir por primera vez un automático, solo necesitaremos saber acelerar y frenar con un coche automático. En realidad es así, pero cuando interiorizamos los procedimientos a la hora de arrancar y emprender la marcha, por ejemplo. En ese caso sí es verdad que todo se reduce a acelerar y frenar.

El arranque del coche

Partimos con el coche detenido y con el freno de “mano”, o de estacionamiento (en realidad es casi siempre un botón que sustituye a la palanca tradicional). Pues bien,  hemos de desactivar el freno de parking, pisar el pedal de freno, accionar el contacto, seleccionar la posición D (Drive, conducir), y en ese momento se retira con cuidado el pie del freno. El coche empezará a moverse, y ya podremos circular con normalidad.

PRND, y otras opciones

audi-1193214_640
Dependiendo de la caja de cambio automática de que disponga el coche, así será la palanca que manejaremos. Existen muchas opciones disponibles en el mercado, pero la más común y simple de entender es la PRND:

  • P de ‘Parking’, la posición para dejar el coche estacionado con seguridad.
  • R de ‘Reverse’, la marcha atrás.
  • N de ‘Neutral’, el punto muerto de toda la vida.
  • D de ‘Drive’, la posición para conducir, para moverse.

La palanca de un coche automático dispone de un botón, normalmente, que la desbloquea y nos permite hacer la selección del modo de marcha. Así, para seleccionar ‘D’ en el apartado anterior, lo habremos hecho con el pedal de freno pisado y accionando el botón de la palanca, para moverla al punto adecuado.

Existen otras opciones como las levas en el volante (para cambios ECG, con cajas manuales pilotadas; o también para los cambios semiautomáticos) y otras opciones para elegir marchas “cortas” o “largas”, que nos ayudan a afrontar una bajada pronunciada (un puerto de montaña, por ejemplo) entre otras cosas.

El pie izquierdo se queda siempre quieto

Quizás el mayor peligro de cambiar a un coche automático es el uso del pie izquierdo. Nosotros aprendemos a utilizar el pie izquierdo en el coche para pisar el embrague. Y pisamos ese pedal a fondo, con fuerza y sin pensar. Un coche automático solo dispone de dos pedales, y los dos se han de accionar con el pie derecho.

Esto es sencillo de entender. En condiciones normales, la mayor parte del tiempo que pasamos circulando no tendremos problemas porque usaremos el acelerador y el freno para aumentar o reducir la marcha, pero el problema llega cuando queremos detenernos en un semáforo o hacer una frenada de emergencia. En esos casos, el pie izquierdo se puede mover “por sí mismo” al pedal izquierdo, para pisar el embrague por puro instinto, pero estaremos apretando a fondo el freno y el susto será considerable.

En condiciones de emergencia podría ser hasta útil, pero por lo general si paramos en un semáforo con el pie izquierdo nos veremos clavados en el sitio, con los peligros que eso conlleva. Por tanto es fundamental ser siempre consciente, durante los primeros días de conducción con un automático, de que el pie izquierdo siempre ha de estar en el reposapiés. Pasados unos días no tendremos problemas.

Etiquetas: ,

5 respuestas a ¿Cómo se conduce un coche automático?

  1. ALBERTO NELSON dijo:

    MUY DIDÁCTICO,quien se expresa en forma escrita,como se ha hecho lineas arriba, es porque tiene la información adecuada y un pensamiento claro.GRACIAS.

  2. Lucía dijo:

    Me encanto esa forma de explicar.

  3. Paco dijo:

    Siempre Mapfre a nuestro lado, cuidándonos y con textos didáctico que nos pueden salvar la vida. Mapfre lo mejor del mundo. He estado en otras pero nunca más pienso cambiar

Deja un comentario en ¿Cómo se conduce un coche automático?

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.