Controlar el presupuesto doméstico es fácil con estas apps

0 Publicado en Inversiones

Una de las mejores maneras de controlar la economía doméstica y sacarle más partido del que creemos,es mantener y gestionar unos buenos presupuestos. Aquello que parece una obviedad se convierte en todo un arte gracias al que vivir mes a mes sin sobresaltos, manteniendo a raya los gastos y haciendo que nuestro dinero trabaje para nosotros.

Para ello existen muchas aplicaciones gracias a las que controlar nuestras finanzas personales. Pero en el fondo lo que más nos conviene es optar por un método que nos haga conseguir el objetivo: tener un buen presupuesto y eliminar los imprevistos de nuestra vida.

En su momento hablamos de Fintonic y MyValue, dos aplicaciones de control y gestión de nuestras finanzas que nos permiten tener una visión de nuestras cuentas bancarias y etiquetar todos los ingresos y gastos según las categorías que corresponda. Siguen siendo aplicaciones muy válidas e interesantes para tener una idea de a dónde va nuestro dinero cada semana.

Por otro lado, por poco que uno busque en la red se puede encontrar con decenas (o centenares) de plantillas de Excel para gestionar  las cuentas domésticas. Este tipo de herramienta es fácil de utilizar, útil en cierta medida, pero muy incómoda y poco “usable” desde el punto de vista del usuario. Es cierto que en ellas podemos establecer presupuestos (límites de gasto para diferentes categorías, como alimentación, energía, gastos del coche…), pero requiere de una actualización muy manual y un compromiso elevado.

Existen también otro tipo de aplicaciones que son más completas que las mencionadas, y también más complejas. Se trata de las que nos ayudan a crear y respetar los presupuestos, y que realizan ajustes con el paso del tiempo (si no gastamos el presupuesto asignado a X, se acumula para el siguiente período, por ejemplo). Dos ejemplos son MoneyWiz y You Need a Budget (YNAB).

Haz que cada euro tenga su trabajo

Es el lema de YNAB (en realidad es “haz que cada dólar tenga su trabajo”), y en él se basa toda su filosofía. Cada euro que se ingresa debe tener un destino fijado de antemano, y antes de recibir los ingresos se ha de tener claro cuáles son los gastos a los que hacer frente. El plus de esta aplicación es que divide los gastos anuales (por ejemplo, el seguro del coche) en facturas mensuales que hay que ir satisfaciendo. De esta manera, cuando llega el pago, se dispone del dinero para hacerle frente porque ya está presupuestado.

La filosofía subyacente en ambas aplicaciones es la de disponer de una foto general de los ingresos y gastos anuales en el hogar. Se establecen compartimentos estancos a los que se dedican cantidades de dinero cada mes, se fijan objetivos y, poco a poco, vamos educando el hábito de presupuestarlo todo. A la larga, este hábito va a conseguir que ni un solo euro salga de nuestras cuentas sin tener un propósito determinado.

Frente a las aplicaciones gratuitas (Fintonic y MyValue lo son), WizMoney y YNAB son de pago (59,99 dólares la primera y 83,99 dólares la segunda, al año). Además, al contrario que las aplicaciones gratuitas, están en inglés. Su coste se justifica con la flexibilidad de las opciones y las diferentes herramientas de que disponen ambas; exhaustivas y complejas en el caso de WizMoney (pero también muy completas), y algo más intuitivas y sencillas de entender en el caso de YNAB (pero también necesita de un periodo de aprendizaje).

Al final, lo importante es la disciplina y la organización. Unos buenos presupuestos pueden ayudarnos a vivir sin sorpresas y haciendo un uso más razonable de nuestros recursos económicos, por limitados que sean.

Etiquetas: Aplicaciones para smartphone, Economía doméstica

Deja un comentario en Controlar el presupuesto doméstico es fácil con estas apps

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.