¿Cómo seducir a los universitarios para construir una startup?

0 Publicado en Innovación

El pasado mes de mayo el diario Cinco Días se hacía eco de una encuesta que ponía de manifiesto el escaso interés que los estudiantes universitarios tienen de emprender o crear una startup cuando acaben sus estudios.

Y es que, según los datos de la Universum Talent Survey 2019, la mitad de los encuestados prefería trabajar en una compañía internacional consolidada, mientras que solo un 4% se decantaba por montar su propio negocio y un 4,6% se planteaba pasar a formar parte de la plantilla de una startup.

No cabe duda de que los resultados muestran la preferencia existente por buscar estabilidad y comenzar una carrera profesional en empresas de largo recorrido. Sin embargo, es precisamente el segmento universitario el más indicado para apostar por nuevos negocios e ideas.

España no es mal sitio

Es más, de acuerdo con los datos del último Informe Mundial GEM (Global Entrepreneurship Monitor), hay países, como España, que muestran  un contexto favorable al emprendimiento, situándose por delante de otros europeos. Y no solo eso, también existe prácticamente paridad emprendedora, esto es, emprenden casi tantas mujeres como hombres.

Eso sí, incide en que hay cierta escasez en la educación en emprendimiento, lo que se ve reflejado en la encuesta mencionada anteriormente. Asimismo, el informe GEM recomienda políticas adecuadas para reducir tanto las cargas impositivas como los trámites burocráticos.

Entonces, ¿cómo seducir a los estudiantes para que emprendan?

El primer paso para que cualquier persona considere una buena opción emprender o crear una startup es el apoyo institucional. Así pues, el trabajo debe comenzar en los centros educativos, donde ha de fomentarse y, sobre todo, comunicar las bondades del emprendimiento y las opciones y ayudas que ofrece la Administración.

A partir de esta premisa, existen otras razones que pueden seducir a los estudiantes:

  • Formación constante. Cuando una persona pone en marcha una empresa se da cuenta de que sus conocimientos deben hacerse más amplios. No valdrá con ser un experto de lo que se ha estudiado, sino que necesitará recopilar saberes de otras materias que hagan crecer al negocio. Esto supone una ventaja profesional, puesto que se consigue una formación más holística.
  • Se adquiere flexibilidad –metafóricamente hablando, claro está–. Poner en marcha una startup supone un excitante camino de obstáculos. Estas vicisitudes provocan que el emprendedor adquiera la capacidad de afrontar casi cualquier escenario, mostrándose flexible ante los escollos que pueda encontrarse.
  • Libertad. Todo estudiante con inquietudes encontrará en la creación de una startup la puerta de salida para su creatividad. Liderar un proyecto propio es sinónimo de libertad en la toma de decisiones.
  • Innovación tecnológica. A pesar de las dificultades que puedan encontrarse en el momento de innovar dentro de un mercado concreto, cualquier startup que ofrezca nuevas soluciones, productos o servicios basados en las últimas tecnologías tendrá recorrido parte del camino que muchas otras empresas consolidadas aún no han iniciado. Esto se puede ejemplificar con la aparición de las empresas dedicadas al insurtech. Su irrupción en el sector de los seguros ha sido sobresaliente, provocando que las grandes compañías pusieran sus miras en un modelo de negocio basado en un mayor conocimiento de los clientes gracias a tecnologías como Big Data, Blockchain o Inteligencia Artificial.

No obstante, para finalizar habría que puntualizar que construir una startup debería ser algo activo y no reactivo, ya que muchos de los emprendedores que han surgido en los años que han sucedido a la crisis económica han estado “obligados” a ello.

 

 

Etiquetas: Jóvenes, Startups, Tecnología

Deja un comentario en ¿Cómo seducir a los universitarios para construir una startup?

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.