Cómo la domótica ayuda a la transición ecológica

1 Publicado en Hogar

¿Qué tiene que ver un termostato inteligente con el cambio climático? Aunque sean dos conceptos muy diferentes que en un principio pueden no tener nada que ver, nada más lejos de la realidad. Y es que la domótica y la transición ecológica van de la mano en su desarrollo. A fin de cuentas, la capacidad de convertir nuestras casas en hogares con una gestión energética eficiente tendrá repercusiones positivas en el cuidado del medio ambiente, ya que la contaminación descenderá.

¿Qué conseguirá la domótica?

Como domótica se podría catalogar al conjunto de tecnologías que tienen como objetivo la automatización de los hogares buscando no solo la comodidad de las personas que los habitan, sino también la optimización de la citada gestión energética, el aumento de la seguridad, y la consecución de comunicaciones más eficientes.

Su desarrollo ha sido constante especialmente en los últimos años, gracias en buena medida a la aparición de tecnologías como Internet de las Cosas (IoT), ya que ha dotado a muchos aparatos y sensores con la capacidad de comunicarse entre sí y con el usuario. De ese modo, una persona ya está en disposición de manejar los diferentes electrodomésticos desde su teléfono móvil, sin importar dónde se encuentre.

Inteligencia en el hogar

La tendencia apunta a que los sistemas de control y automatización seguirán colonizando las casas de todo el mundo, convirtiéndolas en auténticos hogares inteligentes. El resultado será una utilización más racional y eficiente de la energía que se emplee para la climatización tanto en verano como en invierno, lo que a su vez conllevará un menor derroche y, por lo tanto, un descenso de la contaminación. Si a esto se une el creciente uso de las fuentes de energía renovables, parece claro cuál es el camino que se debe seguir para hacer frente al cambio climático en el que estamos inmersos.

Volviendo a los hogares inteligentes, las tecnologías que están desarrollándose no solo ayudarán a controlar de un modo más eficiente la calefacción y el aire acondicionado gracias a los citados termostatos inteligentes, sino que irán más allá: los cristales sabrán cuánta luz deben dejar pasar dependiendo de la temperatura interior y exterior; habrá sensores que suban o bajen las persianas en función de las necesidades de los habitantes y de la luz que sea necesaria; se usará el agua caliente que realmente se necesita llegando, por ejemplo, a la temperatura adecuada en el momento de la ducha (y así no derrochar litros y litros esperando a que se caliente lo suficiente); los electrodomésticos se pondrán en funcionamiento aprovechando los momentos del día en que la factura eléctrica es menor… y así un largo etcétera de posibilidades.

Parte de las smart cities

La domótica, por lo tanto, es un pilar clave para dotar de inteligencia a nuestros hogares, los cuales, a su vez, formarán parte de ciudades más inteligentes y sostenibles. Y es precisamente esa sostenibilidad, unida a la eficiencia, la que hará posible la vivienda del futuro, ecológica y capacitada para aminorar las emisiones de CO2. No en vano, hay expertos que hablan de que un hogar con estándares óptimos de eficiencia puede llegar a tener un consumo energético un 80% menor que el de las viviendas tradicionales, llegando también a conseguir un descenso del 40% en el consumo de agua.

 

Etiquetas: Ahorro doméstico, Nuevas tecnologías, Sostenibilidad

Una respuesta a Cómo la domótica ayuda a la transición ecológica

  1. La domótica puede ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida de múltiples maneras, no solo en el ahorro energético sino también en la seguridad. Gracias por compartir contenido como este.

Deja un comentario en Cómo la domótica ayuda a la transición ecológica

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.