Por qué en España estamos más protegidos frente a desastres naturales

1 Publicado en Corporativo

inundacionEl huracán Matthew, el más devastador en una década, ha dejado a su paso por el Caribe 1.000 muertos en Haití, 38 en Estados Unidos, 4 en República Dominicana, dos millones de desplazados y un sinfín de daños por las fuertes precipitaciones y rachas de viento de hasta 260 kilómetros por hora. Comenzó frente a la costa de Venezuela como una tormenta tropical a finales de septiembre y terminó en la costa sureste de Estados Unidos hacia el 10 de octubre, aunque ya debilitado.

Haití es el país más afectado por la precariedad de las estructuras de las viviendas, sobre todo en las zonas más pobres. A los mil fallecidos hay que sumar un millón más de personas desaparecidas. Las pérdidas alcanzan ya los seis mil millones de dólares, aunque se estima que podrían superar los doce mil millones. Cuba, sin embargo, ha registrado unas pérdidas de diecisiete mil millones de dólares, pero ninguna persona ha fallecido gracias a las medidas de prevención, con protocolos que implican a toda la población, antes y después del azote del huracán.

La experiencia demuestra que esa organización humana eficaz y los planes de emergencia tradicionales, como proteger las ventanas y puertas con tablas o instalar persianas anticiclónicas o aprovisionarse de alimentos y medicinas, se muestran como la mejor defensa ante este tipo de catástrofes naturales.

España tenemos suerte y no es una zona de huracanes ni en la que se produzcan frecuentemente desastres naturales con consecuencias devastadoras. Principalmente estamos expuestos a inundaciones y a la gota fría, aunque también a terremotos, como el ocurrido en Lorca en 2011. Pero somos afortunados también porque para hacer frente a estos fenómenos de la naturaleza disponemos de un sistema, que cubre a los afectados asegurados, envidiado en otros países: el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS).

Este organismo público se encarga de cubrir riesgos extraordinarios, como las catástrofes naturales y también causadas por el hombre, por ejemplo, el terrorismo. ¿De qué manera obtiene los fondos? Lo hace a través de un recargo que se incluye en casi todas las pólizas que se pagan en España. Si te fijas en la factura de tu seguro de coche o del hogar, verás que tú también abonas este recargo del CCS.

Es un sistema doblemente solidario. Por un lado, porque las indemnizaciones para compensar las pérdidas se abonan entre todos. Por otro, porque así los asegurados de las zonas con mayor riesgo de inundaciones, terremotos… no pagan unas primas superelevadas, que es lo que sucede en casi cualquier otro país del mundo.

Desde el año 1987 hasta 2015, el CCS ha pagado en total 6.700 millones de euros en indemnizaciones por daños materiales y personales. De ellos, la gran mayoría (4.570 millones) por inundaciones. Mucho menos cuantiosas son las provocadas por Tempestad Ciclónica Atípica (ciclones violentos, tornados y demás fenómenos atmosféricos extremadamente adversos) con poco más de 1.000 millones. Le siguen los terremotos con 500 millones, terrorismo con 440 millones, tumultos populares con 75 millones, actuaciones de las Fuerzas Armadas (3 millones), motines (1 millón) y la caída de cuerpos siderales (100.000 euros).

 

Foto: Juan Kulichevsky

Etiquetas:

Una respuesta a Por qué en España estamos más protegidos frente a desastres naturales

  1. Luis dijo:

    Las cifras de Haití son impresionantes. No obstante yo siempre me pegunto, ¿por qué los tifones asiáticos no dejan esos rastos de destrucción de los huracanes caribeños cuando tienen las mismas características? ¿Será una cuestión de preparación?

Deja un comentario en Por qué en España estamos más protegidos frente a desastres naturales

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>