¿Tienes un bar o restaurante? Así protegen los seguros tu negocio

0 Publicado en Seguros

Tan importante como gestionar bien tu bar o restaurante para que funcione y resulte rentable, es saber identificar los riesgos a los que puede estar sometido tu negocio. Todo, con el fin de proteger el que es el establecimiento más popular en España: somos el país del mundo con un mayor número de bares por habitante, con 2,80 de media, según la Federación Española de Hostelería (Fehr).

Tras invertir una buena parte del presupuesto para que luzca bonito y decorado a la última, todo se puede ir al traste por un incendio o una inundación que lo arrasarían. Y, por ende, alterar su funcionamiento normal e, incluso, llevar a la quiebra el local.

Un corte de luz inesperado, además de paralizar tu actividad, podría estropear los alimentos de las cámaras frigoríficas.  O, ¿qué pasa cuando un trabajador sufre un accidente laboral? ¿O cuando un cliente padece una intoxicación por alimentos en mal estado en tu bar?

Algunos de los riesgos pueden evitarse, otros no. Pero lo que siempre puede hacerse es estar protegidos frente a ellos. Y, para ello, lo primero es aprender y estar informados de los conflictos a los que nos vamos a enfrentar en nuestro negocio y, en segundo lugar, contratar un seguro multirriesgo de comercio, que cubren tanto los daños al patrimonio como la responsabilidad civil; y de forma opcional, incluir otras coberturas como defensa jurídica, alguna específica para los trabajadores, asistencia informática o daños por actos vandálicos, entre otras.

Centrándonos en la detección y prevención y para facilitar su gestión integral, debemos, como explica la Guía para la protección de Restaurantes, Bares y Cafeterías publicada por Fundación MAPFRE y redactada en colaboración con FACYRE (Federación de Cocineros y Reposteros de España), estar muy atentos a todo lo que puede suponer una amenaza y no pecar de confiados.

Atención, ¡Peligro!

En el momento en el que se emprende y desarrolla una actividad empresarial es consustancial a ella la generación de un riesgo. Y, más allá de la incertidumbre inicial de si se obtendrá o no un beneficio, se plantea otro potencial problema: la continuidad del negocio. Y ahí influyen los peligros y amenazas que, como señala la citada guía, se puedan derivar de la actividad habitual de cafeterías, bares y restaurantes.

Existen cuatro áreas clave de riesgos:

1.- Riesgos sobre el patrimonio. Afectan a los inmuebles, al mobiliario, maquinaria, equipos electrónicos, vehículos, alimentos y materias primas.

2.- Riesgos sobre las personas de la empresa: accidentes y enfermedades de los trabajadores.

3.- Riesgos sobre la responsabilidad, es decir, la posibilidad de generar daños a terceros ajenos a nuestra actividad a consecuencia del negocio; por ejemplo, una intoxicación.

4.- Riesgos sobre los ingresos. Dejamos de generar dinero por que el negocio se ha visto obligado a parar por un accidente o siniestro grave.

Si no identificamos los riesgos potenciales, no podremos gestionarlos y nuestra profesión se puede ver muy afectada. Si valoramos que no son peligros recurrentes o con una consecuencia económica elevada, como propietarios podemos llegar a asumir y gestionar los costes.

En caso contrario, hay que trasladar las consecuencias a un tercero y, ahí, es cuando entran en valor los citados seguros multirriesgo. Contar con una compañía aseguradora que cumpla las condiciones de lo contratado, aporta gran tranquilidad al trasferir el riesgo y sentirse respaldado.

Foto: Toprural

Etiquetas: , ,

Deja un comentario en ¿Tienes un bar o restaurante? Así protegen los seguros tu negocio

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.