Seguros para tus vacaciones

0 Publicado en Seguros

Cada vez viajamos más, hasta el punto de que la industria de viajes y turismo generó el 10,4 % de toda la actividad económica mundial en 2018, según los últimos datos del Consejo Mundial de Viajes y Turismo. Como consecuencia, también crecen los productos aseguradores relacionados con viajes. Desplazarse conlleva riesgos que estos cubren adaptándose a los diferentes tipos de viajeros. ¿Qué pólizas conviene contratar para estar protegidos frente a contratiempos?

Aunque cada seguro de viaje suele ajustarse a las necesidades específicas para ese destino y persona, existen unas coberturas habituales que permiten al viajero estar protegido y tranquilo frente a los incidentes que pueden surgir en las vacaciones.

  • Asistencia médica: nadie a está a salvo de caer enfermo o sufrir un accidente. Las pólizas más completas cubren la atención médica durante las 24 horas, ya sean visitas al médico, emergencias y hasta la hospitalización, así como el transporte de emergencia y la repatriación.
  • Cancelación de viaje: al contratar un viaje con antelación, quién sabe si, llegado el momento de partir, todo estará en orden y podremos viajar tranquilos. Este seguro te devuelve todo el dinero invertido en el viaje o una parte (depende de las condiciones establecidas en la póliza) en caso de que necesites cancelarlo por algún imprevisto de cualquier motivo (o por algunos en concreto de fuerza mayor como enfermedad, accidente, muerte de un familiar…).
  • Pérdida de equipaje: se recibe una indemnización en el caso de que las maletas se extravíen o se deterioren (hasta los límites contratados). También suele cubrir retrasos en la entrega del equipaje.
  • Overbooking: los afectados por esta práctica reciben una indemnización por los gastos generados, por ejemplo, hospedaje, comidas y traslados.

Algunos seguros de viajes, además de cubrir estos riesgos, están diseñados específicamente para quienes realizan actividades de aventura o deportivas, entre ellas, el esquí y los safaris.

Pólizas para alojamientos turísticos

Si pasas tus vacaciones en un apartamento de alquiler o si alquilas tu casa con todo lo necesario como alojamiento turístico, también encuentras seguros orientados tanto para proteger al propietario como para el inquilino. El seguro de responsabilidad civil es obligatorio para el propietario y cubre los daños que puedas causar a los arrendatarios pero no lo que le ocurra a la vivienda. También es posible cubrir los daños provocados por los huéspedes y, por supuesto, los derivados del agua, incendios, averías… como un seguro multirriesgo.

Para los que se desplacen en coche de alquiler, resulta vital contar con una póliza que cubra la responsabilidad civil a terceros, esto es, los daños causados en otros vehículos al conducir y los costes médicos. Las empresas de alquiler de coches incluyen responsabilidad civil a terceros como una cobertura básica obligatoria por ley. Luego, es posible añadir coberturas extra.

Entre esas pólizas está la de exención de responsabilidad por daños de colisión o CDW (Collision Damage Waiver) que evita tener que pagar los daños causados en el vehículo tras un accidente (si no totalmente, al menos sí una parte de esos costes). También el seguro contra robos del propio vehículo (normalmente mediante una franquicia) y, cómo no, uno de asistencia para el conductor y los ocupantes que incluye al menos los gastos médicos en caso de accidente.

Si tienes claro que prefieres viajar protegido, lo importante es que te fijes bien y tengas claro qué cubre y qué no (y con qué límites) la póliza que vayas a contratar.

Fotos: nappy / Pexels / rawpixel.com

Etiquetas: Verano y vacaciones

Deja un comentario en Seguros para tus vacaciones

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.