¿Cuál es el valor de una joya patrimonial?

0 Publicado en Seguros

Son muchos los países que tienen la suerte de contar con joyas patrimoniales con un valor incalculable que, en teoría como se sostienen desde Cultura, están debidamente protegidas. Pero con el último desastre que se ha producido en la capital francesa (el incendio ocurrido durante la reconstrucción de la Catedral de Notre Dame), el debate de si los monumentos y obras artísticas o culturales deben estar aseguradas se ha abierto.

A lo largo del planeta se han sufrido varias catástrofes que han amenazado lugares emblemáticos del patrimonio cultural e histórico de la humanidad. El incendio que arrasó el Liceo de Barcelona; el fuego originado por un rayo en la catedral de León; la destrucción por las llamas de la catedral de la Santísima Trinidad de San Petersburgo, en Rusia; la capilla del arquitecto Guarini en la catedral de San Juan Bautista de Turín, Italia, joya del Barroco construida para albergar la Sábana Santa o los 200 años de antigüedad y los 20 millones de piezas del Museo Nacional de Rio de Janeiro, Brasil. A los que se suman icónicos como la ópera de Venecia, la Fenice, en Italia, o la parte nordeste del castillo de Windsor, víctimas también del fuego.

Grandes pérdidas que evidencian que nada ni nadie cuenta con una seguridad al completo pero que recuerdan la necesidad de activar políticas de prevención que traten de evitar hechos como el de Notre Dame y que, ahora más que nunca, están promoviendo políticas para revisar la seguridad de los grandes monumentos.

En concreto, la catedral de París, al igual que el resto del patrimonio cultural francés y las iglesias que se construyeron antes de la ley de separación del año 1905, no tienen contratada una aseguradora. Así, la catedral parisina lleva siendo monumento histórico desde el año 1962 y, como el resto de propiedades del Estado francés, se auto asegura por éste, recurriendo a sus propios recursos en el que caso de que existan daños o catástrofes, asumiendo todos los riesgos y la mayoría de los costes.

Y aunque, en el caso concreto del Estado francés, se destine cada año una parte de los fondos de sus presupuestos para los desastres potenciales, este año no va a ser suficiente. Según el diario Liberation, se prevé que en el año 2019 se destinarían 345 millones de euros, pero sin embargo, tras lo ocurrido en la catedral, la Federación Francesa del Seguro aseguró que la reconstrucción estaba valorada en más de mil millones de euros. Pero y ¿cuál puede ser el valor de Notre Dame?

La respuesta a esta pregunta es muy relevante para gestionar una póliza de seguro y, como explica Magdalena Cruz de Llano, subdirectora técnica de MAPFRE España, “no hay póliza en este mundo que cubra un valor como el de la catedral de Notre Dame.  Por eso es precisamente incluido como elemento propio del patrimonio de un Estado y se dota de presupuesto, que será en este caso insuficiente seguramente, pero que se aumentará con presupuestos del estado de forma adicional.”

Es necesario conocer el valor del bien que se quiere asegurar para poder diseñar el precio y modalidad. Y tanto Notre Dame, como el resto de edificios históricos u obras culturales, son joyas incalculables, que hacen imposible el diseño a medida de un seguro. Por ello, cuando existe algún suceso de este tipo, lo más usual es que se diriman estos casos a los tribunales, como se hizo con el incendio del Pabellón de los Descubrimientos de la Exposición Universal de Sevilla de 1992.

Así, en el caso de la catedral parisina, si se prueba la culpabilidad de alguna de las constructoras involucradas en la reestructuración de este proyecto, se procederá al pago de una cuantía determinada a través de la póliza de responsabilidad civil.

Etiquetas: Incendios

Deja un comentario en ¿Cuál es el valor de una joya patrimonial?

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.