¿Qué pasaría si cualquiera pudiese reprogramar su coche?

1 Publicado en Innovación, Seguridad

work-731198_640

Vivimos una era tecnológica que está abriendo las puertas a innovaciones tan interesantes como el Internet de las cosas, los coches autónomos y un sinfín de soluciones, dispositivos y desarrollos. En todos esos casos es posible, mediante diferentes técnicas, que alguien pueda hacer ingeniería inversa y descubrir cómo mejorar un aparato simplemente reescribiendo parte del software que lo controla.

Lo que sucede es que en países como EE.UU., por ejemplo, ese software estaba protegido hasta ahora por la ley de protección de los derechos de autor, DMCA. Ahora, por fin, la DMCA incluye una excepción que permite ‘hackear’ los dispositivos personales, y estas son las implicaciones que ello presenta.

¿Para qué hackear mis dispositivos?

La primera pregunta que se nos puede ocurrir es por qué íbamos a hackear nuestros dispositivos, por ejemplo el smartphone, nuestra cámara IP o, por qué no, el coche. En general no existen respuestas únicas, y para la mayoría de las personas no tiene interés ninguno el poder “cacharrear” con el coche.

Sin embargo existen muchas otras personas capaces de encontrar fallos, o elementos mejorables, y que pueden contribuir a mejorar el dispositivo y, por qué no, mejorar la seguridad de los usuarios finales. Como es lógico, dentro del conjunto de personas capaz de entender las interioridades de ese software puede haber un subgrupo malintencionado. Eso es inevitable.

hacking-1685092_640

Un caso famoso y relativamente reciente es el de unos ‘hackers’ que frenaron un Jeep en plena autovía, y lo hicieron a distancia. Este experimento estaba controlado, y los denominados ‘hackers’ no eran malintencionados: simplemente querían poner de manifiesto los posibles agujeros de seguridad del software de aquél Jeep.

Esa es la verdadera utilidad de permitir que cualquiera pueda investigar en las interioridades de los dispositivos: permitir la detección de errores, problemas potenciales de seguridad, y mucho más. ¿Significa eso que cualquiera tiene “barra libre” para hacer lo que desee? No exactamente. La DMCA previene dos años de excepción para poder investigar un dispositivo determinado, y además solo se puede entrar en el dispositivo, y no se puede modificar nada referido al servicio conectado.

Las implicaciones que esto tiene en el sector de los seguros

Nos podemos imaginar que ante una modificación no autorizada en un dispositivo, lo más probable es que la póliza y las coberturas que hubiésemos contratado perderían validez. Esto es natural porque cambia el objeto asegurado. La parte buena es que al disponer (en este caso en EE.UU.) de una excepción a la ley de derechos de autor, las modificaciones pueden ser controladas y por tanto el sector de los seguros se puede adaptar a esa realidad.

Un conjunto controlado de pequeños cambios autorizados abriría la puerta a una correcta evaluación del riesgo, a una mejor definición de la póliza y coberturas, y por supuesto a poder mantener el nivel de atención y servicio a los clientes de las empresas aseguradoras.

Cambios controlados, sí; ‘hackers’ que campen a sus anchas, no. Esa es la idea que proponen en los Estados Unidos.

Etiquetas:

Una respuesta a ¿Qué pasaría si cualquiera pudiese reprogramar su coche?

  1. Javier Díaz dijo:

    Pues en este país en que las modificaciones a los vehículos son muy restrictivas, el acceso a cambios controlados derivaría en un posible caos. El mayor riesgo puede venir en el futuro sobre posibles accesos al software de los vehículos con piloto automático , que si son modificados, pueden causar accidentes. Tesla ya ha tenido algún incidente.

Deja un comentario en ¿Qué pasaría si cualquiera pudiese reprogramar su coche?

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.