Los coches podrían ser más fáciles de hackear de lo que pensamos

0 Publicado en Seguridad

Los coches autónomos incorporan multitud de sistemas de comunicaciones, además de estar permanentemente conectados a las redes de datos e Internet. Son automóviles que se deben comunicar con otros vehículos y con elementos de la infraestructura para poder circular, lo que supone multiplicar los puntos susceptibles de un sufrir un ciberataque.

Los fabricantes ya están dotando a los coches con sistemas de información y entretenimiento, características de conducción automatizada, Wi-Fi, conexiones celulares y otras tecnologías afines. Por eso, los sistemas avanzados en los coches entrañan ya un cierto riesgo y son posibles objetivos de los atacantes.

Hay que poner en perspectiva el concepto de «riesgo por ciberataque». Cualquier sistema software es susceptible de ser atacado en mayor o menor medida. Existen decenas de estrategias para lanzar ataques de este estilo, ya sea mediante la fuerza bruta, la ingeniería social o aprovechando los errores y vulnerabilidades del software.

Muchas de estas estrategias son similares a las que describíamos en el artículo sobre las amenazas más comunes a la Smart Home. Como en aquel caso, los nuevos sistemas que incorporan los coches implican numerosos dispositivos que pueden tener vulnerabilidades conocidas o desconocidas.

El acceso remoto no autorizado a la red del vehículo y la posibilidad de que los atacantes se dirijan hacia los sistemas críticos para la seguridad pone en riesgo no solo la información personal de los conductores, sino también su seguridad física. No se trata de crear alarmismo, pero sí de alertar a la industria, como así pretende un estudio realizado por Synopsis y SAE International.

Según los resultados, el 84% de los profesionales de la automoción tienen la impresión de que las prácticas de ciberseguridad de sus propias organizaciones no están avanzando a la par que las tecnologías instaladas. Además, el 30% por ciento de las organizaciones —fabricantes— no tienen un programa de ciberseguridad establecido, ni un equipo humano, y el 63% realiza pruebas para encontrar vulnerabilidades de seguridad de en menos del 50% de la tecnología que desarrollan.

Para evitar los riesgos asociados a esta posibilidad de ciberataques, existen cuatro consejos fundamentales que podemos seguir:

  • Mantener el software del coche actualizado, algo que se puede hacer siempre a través del servicio técnico especializado.
  • Tener precaución al realizar modificaciones en el software del vehículo.
  • Tener precaución al conectar dispositivos de terceros al vehículo.
  • Ser siempre consciente de quién tiene acceso físico al vehículo.
Etiquetas: ciberseguridad

Deja un comentario en Los coches podrían ser más fáciles de hackear de lo que pensamos

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.