Fuego, magia y prudencia en la Noche de San Juan

0 Publicado en Seguridad

En el paso del 23 al 24 de junio se celebra en diferentes partes del mundo la noche de San Juan, una fiesta con la que se conmemora la llegada del solsticio de verano en el hemisferio norte y de invierno en el sur, y que se organiza cargada de tradiciones llenas de simbologías y magia.

El origen de esta festividad tiene dos versiones. Por un lado, en la religiosa, se relaciona el día del solsticio con el nacimiento de San Juan Bautista. Hay otra teoría que apunta a la celebración de la noche más corta del año (en el hemisferio norte) y la más larga (en el hemisferio sur).

Cada año, en países como España y Portugal, se encienden hogueras en playas a las orillas del mar y de los ríos. En España además es costumbre en las zonas costeras asar pescado en la playa para festejar, tras un baño nocturno depurador, una noche llena de magia y rituales, dejando atrás lo malo y dando la bienvenida a lo bueno. En Alicante, Galicia y Valencia, por ejemplo, esta fiesta es de gran importancia y se organizan llamativos desfiles de ninots, que más tarde arderán durante la Cremá. Además se saltan y pisan las brasas de las hogueras, para pedir los deseos y demostrar la valentía o se aprovechan conjuros y para atraer el amor y que se aleje lo malo.

Durante el día en ciudades como Oporto, entre otras, se sigue una amplia agenda cultural, con conciertos, espectáculos y una gran oferta gastronómica. En Cuba, Argentina o Paraguay se organizan desfiles de disfraces y quemas de muñecos, que representan la eliminación del pasado y la limpieza del alma.

En el norte de Europa, en países como Suecia, le dan nombre a esta celebración con el término Midsommar. Para los suecos esta festividad tiene una gran relevancia y celebran la llegada del buen tiempo con llamativas decoraciones de flores y bailes. Sus vecinos fronterizos, los finlandeses, solían realizar antiguamente hechizos de amor y para atraer la buena suerte,. Aunque actualmente esta costumbre se sigue practicando, hoy lo más común allí es encender hogueras y darse un baño en las saunas para garantizar la salud durante el resto del año y, en el caso de las mujeres, aumentar la fertilidad.

Los fuegos, que avivan la magia de la noche, se han convertido en el símbolo por referencia de la celebración de San Juan; pero estos rituales que se llevan a cabo con el fin de obtener protección y eliminar energías negativas requieren también de buenas dosis de prudencia,  no sólo por salud, y para evitar accidentes no deseados con las llamas y las brasas o con los fuegos artificiales, sino también para prevenir incendios. Por eso es recomendable mantener alejados de las hogueras todos aquellos elementos combustibles, tener cabeza, cumplir con las normativas y los permisos necesarios y optar siempre por la contratación de un seguros de incendios.

Etiquetas: fuego, Incendios

Deja un comentario en Fuego, magia y prudencia en la Noche de San Juan

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.