¿Es posible ser realmente anónimo en la Red?

0 Publicado en Seguridad

El anonimato en la red es un deseo para muchas personas y una realidad poco plausible en líneas generales. En realidad, la respuesta corta a la pregunta es que no, no es posible el anonimato absoluto en la red. Es imposible, a menos que decidas no conectarte a nada, desechar todas tus cuentas en servicios online y no volver a pagar jamás con tarjeta.

Ahora bien, una cosa es la imposibilidad del anonimato al 100% y otra bien distinta es asegurar la privacidad de tus datos sensibles mediante diversas técnicas, buenas prácticas y prudencia.

¿Por qué no es viable el anonimato en la red si la usas con regularidad?

Podemos arrojar un poco de luz a esta pregunta de dos maneras, ya sea mediante ejemplos, o asumiendo algo que nos puede hacer sentir incómodos: la mayor parte del tiempo no somos conscientes de todos los datos que compartimos. Y no hablamos de compartir datos en una web.

Cuando pasamos la tarjeta de fidelidad de nuestro supermercado favorito estamos compartiendo todo lo que compramos con la empresa, que asociará a nuestros datos personales (que también tiene, con nuestro consentimiento previo) y nos ofrecerá promociones adaptadas a nuestros patrones de consumo.

Otros ejemplos:

  • La aplicación de fitness Strava destapó un problema de “espionaje militar gratuito” al presentar sus “mapas de calor”. Estos mapas muestran la actividad de sus usuarios en cualquier zona del mapa que se consultase, y el problema llegó al desvelar patrones de actividad en bases militares secretas (o censuradas en Google Maps). Aun más, era posible “analizar segmentos específicos de información para encontrar la gente que recorrió cierta ruta para obtener de forma fácil una lista de esos usuarios” (Xataka).
  • Es posible identificar a una persona simplemente analizando los metadatos de sus publicaciones en Twitter. (Cliqz, en inglés).
  • A partir de la información en los registros anónimos de los taxis de Nueva York se pudo obtener información personal tanto de los conductores como de los clientes (trayectos, importe de la carrera, hábitos…). (Neustar, 2014).

Nuestro rastro online es difícil de ocultar, por mucho que nos empeñemos. Podemos utilizar navegadores con opciones de privacidad fuertes, podemos intentar borrar nuestras huellas, pero, en el fondo, todo lo que hacemos desde el ordenador doméstico, por ejemplo, queda de alguna manera marcado por nuestra dirección IP (un dato que “conoce” cualquier web cuando te conectas a ella porque así funciona el protocolo), y a partir de ahí se pueden inferir muchos datos, sobre todo si se combinan con otros aparentemente inocentes.

Que no cunda el pánico, eso sí. Existen muchas maneras de aumentar con garantías nuestra privacidad en la red. Una red privada virtual (VPN) es una de las mejores opciones, al igual que el uso de navegadores especiales como Tor.

Etiquetas: Privacidad redes sociales

Deja un comentario en ¿Es posible ser realmente anónimo en la Red?

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.