Todo lo que necesitas para hacer home office de forma saludable

0 Publicado en Salud

La pandemia obliga a teletrabajar a quienes puedan, con todas las ventajas e inconvenientes que esto conlleva. Como consecuencia, es necesario designar un área dentro de la vivienda o lo que es lo mismo, montarse una oficina en casa para hacer home office o teletrabajo. Lo ideal es disponer de una estancia específica, pero como esto no siempre es posible, entonces al menos busca un sitio que de alguna manera esté separado. Este espacio te preparará mentalmente para activar el modo de trabajo y contribuirá a establecer un equilibrio entre el tiempo de trabajo y el de relajación. Procurando establecer algunas rutinas, cuanto mejor equipado esté este sitio, más posibilidades tendrás de aumentar la salubridad, la seguridad y la productividad

Antes de habilitar tu home office, piensa en todo lo que realmente necesitas para desempeñar tu labor de la misma manera que si estuvieras en tu lugar de trabajo. El equipamiento tecnológico, como un PC y una conexión a internet, obviamente son los dos básicos para teletrabajar. ¿Mejor un equipo portátil o uno de escritorio? El primero te da la posibilidad de desplazarte a otra estancia o llevártelo para visitar a algún cliente. Si quieres trabajar con una pantalla grande, puedes conectar una al portátil o, lo más habitual, a un ordenador de sobremesa. Sobre la conexión, para trabajar es preferible utilizar un cable de red que el wifi, ya que te brinda más velocidad. Si no fuera posible y la opción es únicamente wifi, procura que el ordenador se encuentre a la menor distancia del router posible. Para obtener más ancho de banda, desconecta los dispositivos que no utilices de la red.

Una vez elegido el sitio de la casa para trabajar, debes intentar que te resulte lo más cómodo posible. No dejes que el home office ponga a prueba tu salud. La elección de una mesa y una silla adecuadas es importante, especialmente la segunda por todo el tiempo que pasarás sentado. Para cuidar de la salud, especialmente de la espalda y el cuello, opta por un mobiliario ergonómico y específico para entornos laborales. Aunque eso pueda significar que estéticamente no cuadre con el resto de la decoración de tu casa, toma como prioridad tu bienestar.

Si tu presupuesto te lo permite, es especialmente importante que no escatimes en la inversión de una buena silla para oficinas con altura regulable y pruébala antes, si es posible. Decántate por un asiento 90-90-90, es decir, aquel que facilite mantener las piernas, las caderas y la espalda aproximadamente a 90 grados. Además, la silla debe permitir que el usuario tenga los brazos y las muñecas a 90 grados con respecto al escritorio para la comodidad y función de las muñecas, según la Ergonomics Health Association.

Tal y como si estuvieras en tu puesto de trabajo presencial, mantén una postura adecuada para no dañar tu espalda ni tu vista. Es aconsejable que busques un sitio de tu casa para home office en el que no te sitúes ni de cara ni de espalda a una ventana, sino de lado con respecto a ella. Que la luz natural no te dé de frente en la pantalla del PC para que no rebote y dañe los ojos ni tampoco directamente sobre estos porque podría producir deslumbramiento.

El PC se debe colocar a la altura de los ojos. Si el espacio está poco iluminado y necesitas recurrir a la artificial, pon una luz blanca suave e indirecta. La mesa de trabajo y el teclado deben estar a la altura de tus codos. Toma descansos y pausas para evitar situaciones de fatiga (al estar en casa puedes aprovechar para hacer algo, como beber un vaso de agua, hablar por teléfono, salir a la terraza y respirar al aire libre, ordenar algo, ejercitarte unos minutos…).

Aparte de dotarla del mobiliario adecuado para ti, se trata de crear una oficina en la que te sientas lo más cómodo posible y que te inspire. Así que no dudes en personalizarlo con lo que te apetezca, tal vez un cuadro, un marco de fotos, una planta, una pizarra… pero sin pasarte porque debe ser un contexto de trabajo que limite las distracciones, te ayude a concentrarte y facilite el equilibrio entre la vida personal y profesional.

Deja un comentario en Todo lo que necesitas para hacer home office de forma saludable

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.