La relación entre la falta de descanso y el sobrepeso en niños y adolescentes

0 Publicado en Salud

Niño durmiendo_dcha En la actualidad, nos estamos encontrando con nuevos hábitos de vida que van en contra del estilo saludable recomendado por los especialistas. Lo vemos sobre todo en niños y adolescentes que cada vez duermen menos, sufren pesadillas, les cuesta concentrarse, tienen problemas de crecimiento… Todo esto deriva también en un aumento de las probabilidades de tener sobrepeso u obesidad.

La obesidad infantil se ha convertido en un problema de salud de primer orden en España ya que 1 de cada 4 niños sufre este problema. Hasta ahora la causa se centraba en la falta de ejercicio y en la mala alimentación, pero existe un nuevo acelerador de la obesidad infantil: la falta de sueño. Esta preocupación quedó plasmada en la Jornada Salud y Cambio de Hábitos organizada por FUNDACIÓN MAPFRE, donde se desveló cómo la falta o mala calidad de descanso por la noche influye en la obesidad infantil y se destacó la importancia que tiene la familia en la adopción de unos buenos hábitos.

España no duerme. Y sus niños tampoco

Nuestro país es una de las naciones europeas donde el ritmo de vida diario deja menos tiempo para el descanso. Los malos hábitos de los adultos pasan a los niños que son al final quienes más sufren la falta de sueño. Así lo reflejan las cifras de un estudio pionero realizado en 2011 por Pin Arboledas, jefe de servicio de la Unidad Pediátrica del Sueño y Coordinador del Hospital Quirón de Valencia, basado en 1.507 encuestas a escolares de la Comunidad Valenciana, y que sirve de radiografía de los hábitos de sueño de los menores:

– Un 15% de los niños de entre 6 y 15 años no tienen hora para irse a la cama sino que la deciden ellos.
– Cuatro de cada diez niños de entre 6 y 8 años, la cuarta parte de los pre adolescentes (de 9 a 11 años) y más del 30% de los adolescentes se levantan con la sensación de no haber descansado lo suficiente.
– Los profesores afirman que el 4,26% de los escolares se duermen en clase más de tres veces a la semana.

El sueño, llave reguladora del peso

Según los expertos, la explicación entre la falta de sueño y el sobrepeso es química ya que la falta de descanso repercute en algunas hormonas reguladoras del apetito y la acumulación de grasas. Una peor calidad del sueño altera la leptina y produce resistencia a esta hormona, incrementando la ingesta. Es decir, las personas que duermen mal, comen más.

Niños videojuego_central

Pesadillas y dolores de cabeza

El déficit crónico del sueño se traduce en pesadillas o en sonambulismo. Un 53,9% de los adolescentes admiten sufrir pesadillas más de una vez a la semana. También se señala al mal sueño como el responsable de muchas cefaleas y, además, se ha demostrado que un gran número de las sustancias que defienden al cuerpo humano de las infecciones se segregan principalmente cuando dormimos, al igual que las hormonas del crecimiento, por lo que la falta crónica de sueño también afecta al desarrollo.

Una hora más de sueño, menos kilos

Dormir una hora más puede reducir hasta un 36% las posibilidades de que los menores tengan sobrepeso por lo que el sueño se convierte en la gran medicina para prevenir la obesidad. Además de eliminar los malos hábitos, recurrir a la siesta es otra buena herramienta para favorecer el descanso. Los pediatras estiman que en los niños menores de cinco años es una práctica necesaria para un normal desarrollo físico y neurológico.

Se trata en definitiva de un problema de responsabilidad de los padres hacia el uso de sus hijos de internet, los móviles, la televisión, las salidas nocturnas… Ellos son los primeros que tienen que concienciarse de que es necesario que sus hijos descansen más.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario en La relación entre la falta de descanso y el sobrepeso en niños y adolescentes

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.