Llegan los ‘comestibles’ para monitorizar tu salud… por dentro

1 Publicado en Salud

Wereables comestibles para salud

Los wearables ya no son ninguna novedad, y hoy es rara la persona que no ha oído hablar de los smartwath, de los pulsómetros, de las pulseras que nos ayudan a contar nuestros pasos o el ritmo en bicicleta… Mucha gente tiene uno, y si no lo tiene directamente lo tiene a través de apps para smartphone. Pero el futuro nos deparará otro tipo de dispositivos estilo wearable que se definen no por ser algo que “nos ponemos”, sino porque nos los comeremos.

Es posible que para el público más joven “Viaje alucinante” no les sugiera nada, pero es una película clásica (1966) que se novelizó el mismo año (trabajo a cargo de un tal Isaac Asimov), y en la que un científico ruso especializado en miniaturización de objetos que se pasa al bando de los EEUU queda en coma. Utilizando tecnología del ejército de los EE.UU. se forma un grupo de rescata y se introduce en el cuerpo del científico soviético con el fin de encontrar y destruir una trombosis que lo mataría.

Esta obra tan fantástica está más cerca de convertirse en realidad de lo que pensamos, aunque eso de miniaturizar personas no está para nada a nuestro alcance. Por contra, el uso de “dispositivos” que viajen por nuestro torrente sanguíneo y se encarguen de curar y limpiar a nivel celular es algo que sí es posible y viable hoy. Al menos, la empresa Jawbone ya ha dicho que están investigando y desarrollando los primeros sensores comestibles, que una vez ingeridos empezarían a recabar información útil para la salud.

Según el CEO de la empresa, “podría haber sensores más a corto plazo que se tragan y más tarde se desactivan, y otros que se quedaría en la sangre para mantener control sobre cosas como la circulación o de alcohol en sangre de contenido“.

En realidad no son los únicos que pretenden sacar al mercado esta suerte de microsensores, y Google está en ello también, desarrollando sus ingenios para detectar enfermedades a nivel celular; la “Food and Drug Administration” ha aprobado un sensor que puede decir a las personas cuánta medicina está absorbiendo su cuerpo gracias a una aplicación para smartphone a través de Bluetooth.

Con todo esto en mente se nos ocurre que, si no teníamos ya suficientes herramientas para cultivar nuestra hipocondría, con estos sensores se multiplicarán las señales de alarma. Dejando la ironía a un lado, es bueno que todos podamos estar informados sobre cómo evoluciona nuestra salud al minuto, pero esta información es un arma de doble filo porque supone exponer a personas sin los conocimientos adecuados a datos que, potencialmente, no sabrán interpretar correctamente.

Quizás es una percepción algo pesimista sobre un campo de investigación que potenciaría, sobre todo, la detección temprana de enfermedades graves, pero en lo que se refiere a avances en salud es mejor ser prudentes ante el gran público. Veremos qué nos deparan los próximos cinco años en este campo.

Vía | Fortune

Foto | bigblockbobber

Etiquetas: detección de enfermedades, monitorización de la salud, Nuevas tecnologías, Tecnología médica, Vida saludable

Una respuesta a Llegan los ‘comestibles’ para monitorizar tu salud… por dentro

  1. Pingback: Los wearables – Aseguradoras en un mundo digital

Deja un comentario en Llegan los ‘comestibles’ para monitorizar tu salud… por dentro

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.