¿Empeñados en el sedentarismo? ¡Cambia ya!

0 Publicado en Salud

El sedentarismo es un gran problema de nuestra sociedad que desemboca en diferentes trastornos y enfermedades a largo plazo. Obesidad, cardiopatías, lumbalgia y otras molestias y problemas están asociados a trabajos en la oficina y muchas horas ante el ordenador. ¿Qué podemos hacer para minimizar el impacto en la salud de esta vida tan sedentaria?

Los peligros del sedentarismo son siempre a largo plazo

Al pasar tanto tiempo sentados en nuestros escritorios, sin apenas descansos y sin actividad física suficiente, nuestro cuerpo se resiente y acumula poco a poco los efectos perjudiciales del sedentarismo. Desde el aumento del perímetro en la cintura y el IMC, hasta el sobrepeso y la obesidad; pasando por el desarrollo de resistencia a la insulina o una mayor presión arterial. Una serie de problemas que se acumulan y perjudican nuestra salud a largo plazo.

¿Qué hacer para combatir este mal? Podríamos pensar que practicar algún deporte o ejercitarnos de forma suave y regular es suficiente, pero la realidad es muy diferente. Frente a las tres o cuatro sesiones semanales de ejercicio de una hora de duración (por poner un ejemplo), el resto de las horas de cada día las pasamos en actitud sedente, o acostados en nuestra cama. A pesar de cumplir con los mínimos recomendados de ejercicio reglar el problema del sedentarismo seguirá ahí, por lo que hay que hacer algo extra para tratar de combatir esta epidemia.

Integrar el ejercicio en nuestra rutina diaria

No es que acudir al gimnasio tres veces por semana no nos ayude. Al contrario. Pero nos seguirá faltando movimiento en nuestra rutina diaria. Ese es el mayor problema. Por eso es necesario que nos movamos más veces al día, desde el simple hecho de levantarnos de nuestra silla cada 45 minutos, pasando por estirar los músculos con algunas rutinas sencillas, utilizar las escaleras o ir caminando al trabajo y a los recados en las cercanías.

Nuestros cuerpos están diseñados para el movimiento, igual que la columna vertebral está diseñada para sostener nuestro peso. Al permanecer sentados tanto tiempo, sin apenas movernos, y sobre todo con posturas que no son recomendables, empiezan problemas como las lumbalgias. Al estar estáticos delante de la pantalla tendemos a inclinar los hombros, forzar el cuello o mantener una postura incorrecta de las piernas y los pies, lo que influye en los dolores de espalda y cuello.

Levantarnos con frecuencia y movernos un poco por la oficina ayuda a mantener los grupos musculares activos. Si además añadimos movimiento a todas las horas posibles del día -en el momento de levantarnos de la cama, a la hora de ir al trabajo o a realizar compras-, notaremos una mejora muy apreciable y, a la vez, iremos impidiendo que el sedentarismo tome el control de nuestras vidas.

 

 

Etiquetas: ,

Deja un comentario en ¿Empeñados en el sedentarismo? ¡Cambia ya!

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.