Cómo evitar las digestiones pesadas

0 Publicado en Salud

La digestión pesada, mala digestión o dispepsia es un trastorno que se caracteriza por ardores, náuseas, hinchazón abdominal, flatulencia y pesadez. Las causas son desconocidas en la mayoría de los casos, aunque uno de los motivos puede ser una comida copiosa, la ingestión de medicamentos que produzcan lesiones en la mucosa gástrica, o bien por motivos psicológicos, como el estrés, la depresión o la ansiedad.

Otras causas frecuentes son un consumo excesivo de alcohol, de cafeína, el tabaquismo, ingerir alimentos muy picantes, muy grasientos, o ingerir grandes cantidades de alimentos en poco tiempo.

Cómo evitar las malas digestiones

Podemos prevenir la mayoría de las digestiones pesadas si seguimos una serie de consejos muy sencillos, la mayor parte de sentido común, por cierto. Hemos de tener en cuenta que puede haber algún caso de dispepsia asociado a alguna causa no relacionada directamente con nuestra alimentación.

Masticar a conciencia

Masticar los alimentos tranquilamente y el tiempo suficiente es fundamental para mejorar las digestiones. De hecho, la masticación es la primera fase de la digestión, puesto que contribuye a la preparación del bolo alimenticio y facilita la deglución. Así, el bolo viaja por el esófago camino del estómago sin atragantamientos.

Por otro lado, una masticación pausada disminuye la velocidad a la que comemos y reduce el tiempo total de digestión. Al contrario, si comemos demasiado rápido, la digestión se prolongará. Un dato a tener en cuenta es que sentiremos saciedad a partir de los 20 minutos de empezar a comer.

Controlar las raciones y priorizar las carnes magras

Las grasas y las raciones excesivas son enemigas de las buenas digestiones. Por lo tanto, es fundamental controlar la cantidad que ingerimos y priorizar las carnes bajas en grasas (pollo, pavo, conejo), los pescados y, por supuesto, las verduras y hortalizas.

Fruta entre horas

La fruta después de comer no es mala por sí misma, pero puede ralentizar las digestiones. De todos modos, es un mito el hecho de que la fruta fermenta en el estómago tras la comida. La razón de preferir el consumo de fruta entre horas es que es saciante y, por tanto, llegaremos a las comidas con menos sensación de hambre, pudiendo cumplir mejor con el punto anterior.

Agua, fundamental

Beber agua durante todo el día es fundamental para ayudar a las digestiones. Eso sí, no conviene encharcarse durante las comidas, porque podríamos reducir el pH del estómago y provocar el efecto contrario al deseado.

Ejercicio regular

La importancia del ejercicio físico suave y regular es indiscutible, pero si hablamos de la digestión, cambiar la siesta por una caminata suave de 20 minutos nos ayudará a quemar grasas y mejorar el tránsito intestinal.

Etiquetas: Alimentación saludable

Deja un comentario en Cómo evitar las digestiones pesadas

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.