Así son los músculos artificiales capaces de doblar un papel

0 Publicado en Salud

La investigación en músculos artificiales es cada vez más sofisticada. En general, toda la tecnología que se aplica a cuestiones médicas como la impresión 3D para crear órganos artificiales, abre un mundo de posibilidades para los pacientes que necesitan, por ejemplo, una prótesis determinada.

Pero no solo prótesis. En el caso de los mencionados músculos artificiales, sus aplicaciones son muy variadas, pues además de en humanos, pueden tener aplicación en máquinas «biomiméticas», es decir, máquinas que imitan a los organismos vivos para realizar ciertas tareas específicas.

¿Qué es un músculo artificial?

Los músculos artificiales son actuadores, materiales o dispositivos que imitan el músculo natural y pueden contraerse, expandirse o rotar de manera reversible dentro de un componente debido a un estímulo externo.

Este estímulo externo puede ser una corriente eléctrica, un cambio de presión o temperatura, un gas… Como decíamos, estos músculos ofrecen las tres respuestas básicas de actuación: contracción, expansión y rotación. Se pueden combinar todas para producir flexión u otros movimientos.

¿Cuáles son sus aplicaciones? Las principales son para crear máquinas biomiméticas, que pueden ser robots, actuadores industriales y exoesqueletos con motor. Otros ámbitos de aplicación son la industria aeroespacial y automotriz, la medicina, robótica, entretenimiento, juguetes, ropa, interfaces táctiles, generadores de energía y estructuras inteligentes, por mencionar solo unos pocos.

Recientemente, un grupo de investigadores chinos presentaron un nuevo tipo de músculo artificial basado en un material orgánico cristalino combinado con un polímero para hacerlo más flexible. Se enfrentaban al problema de que los músculos artificiales venían presentando un excesivo peso, por lo que no respondían tan rápido como sería deseable para tener aplicación práctica real. Excesivo peso, por lo que, por lo tanto, sus investigaciones se están centrando en el desarrollo de nuevos tipos de músculo artificial livianos y altamente reactivos.

Este nuevo tipo de músculo artificial es tan pequeño y ligero que tiene un potencial enorme para multitud de aplicaciones. Como prueba de concepto, los investigadores chinos utilizaron una membrana de este material para diseñar la cintura de una muñeca de papel de aluminio.

Luego, expusieron la muñeca a vapores de etanol. La membrana se contrajo en respuesta, consiguiendo que la muñeca se sentara, igual que si estuviese haciendo abdominales. Al dejar de estar expuesta al gas, la membrana se relajó.

Este proceso pudo repetirse varias veces, por lo que revelan un prometedor avance tecnológico para una nueva generación de máquinas y aplicaciones «biomiméticas» de tamaño reducido.

Etiquetas: Tecnología

Deja un comentario en Así son los músculos artificiales capaces de doblar un papel

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.