El problema del desperdicio de alimentos y su contribución al cambio climático

0 Publicado en RS

Desperdicios_dchaEl consumo mundial de alimentos es enorme, y la demanda no deja de crecer cada año. Sin embargo, la distribución y el acceso a esos alimentos es deficiente, y más en concreto, es demasiado desigual: mientras en algunos puntos de occidente asistimos al desperdicio de alimentos, literalmente, en países del tercer mundo no hay apenas alimentos para una enorme cantidad de la población.

Por si fuera poco, no solo es injusto ese reparto tan desigual y ese derroche occidental, sino que ese desperdicio contribuye de manera muy negativa al cambio climático: cada año se pudren o se pierden cerca de 1.300 millones de toneladas de alimentos, lo que supone un tercio de la comida mundial y es suficiente para alimentar a 2.000 millones de personas. Ese desperdicio, además, contribuye al efecto invernadero porque se contaminó para producir alimentos que, al final, no alimentan a nadie.

Por tanto tenemos dos dramas: el de los alimentos desperdiciados frente a los más de 750 millones de personas que pasan hambre en el mundo; y el de las emisiones contaminantes que no sirven para nada. Ambos problemas son acuciantes para todo el mundo, y además la solución no parece fácil, aunque intuitivamente pensemos que un mejor reparto del alimento bastaría para eliminar los dos problemas de un plumazo.

Un estudio coordinado por científicos de la universidad de Postdam nos muestra la evolución de la diferencia entre la producción de alimentos a nivel mundial, y los alimentos desperdiciados. Se nota el crecimiento cada vez mayor de la brecha, y además se analiza cómo ese producto no aprovechado da lugar a una mayor cantidad de emisiones contaminantes “inútiles”: que no han servido para nada productivo.

Frente al nivel estable de la demanda de alimentos por persona desde hace más de 50 años, la producción se ha disparado, y la desigualdad impera en la distribución. El aumento de la producción agrícola y ganadera posicionó a la industria en un lugar capital en cuanto a emisiones: en 2010 la agricultura supuso el 20% de las emisiones contaminantes a nivel mundial.

Las expectativas para 2050 no son nada halagüeñas: para entonces las emisiones contaminantes que salen de los alimentos desperdiciados supondrá un impacto cinco veces superior al actual, y representarán el 14% de las emisiones totales de la agricultura, produciendo alimentos que no alimentarán a nadie.

Vía | Newsweek

Etiquetas: Cambio climático, Emisiones contaminantes, Medio Ambiente

Deja un comentario en El problema del desperdicio de alimentos y su contribución al cambio climático

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.