Cómo influye el cambio climático en huracanes y lluvias torrenciales

0 Publicado en RS

En los últimos años muchas zonas del planeta están experimentando fenómenos meteorológicos extremos en forma de lluvias y huracanes, los cuales dejan a su paso un rastro de destrucción del que cuesta años salir. Y sin embargo, en algunos de esos lugares incluso hay situaciones de sequía, lo que, sin duda, pudiera parecer una contradicción. Sin embargo, no lo es, ya que, según apunta la comunidad científica, se debe al calentamiento global y al cambio climático que lleva décadas produciéndose.

¿Por qué el cambio climático influye en estos fenómenos?

El primer hecho que apuntan los científicos es que el cambio climático no tiene por qué ser el causante de que haya más huracanes. Sin embargo, sí incidiría en su fiereza y sus elevadas tasas de destrucción, es decir, el citado calentamiento parece que está provocando que estos fenómenos sean cada vez más extremos.

Hay que señalar que los huracanes, ciclones o tifones (se les llama de un modo u otro dependiendo de en qué zona del mundo se originan) se crean en las partes del océano donde las aguas son templadas (de al menos 26,5 °C). El aire caliente que hay sobre ellas se eleva y en ese movimiento se enfría rápidamente, provocando un cambio en la presión. Esto lleva a la formación de un sistema cerrado de circulación que comienza a moverse por la atmósfera empujado por otros vientos.

En este sentido, el aumento de las temperaturas está provocando que se creen huracanes en zonas donde antes no se generaban, ya que el agua está más caliente. A esto se une que se trasladan mucho más lentamente (esto no quiere decir que la fuerza de los vientos en su interior no sea devastadora) y que además las tormentas que los acompañan se intensifican, lo que tiende a provocar lluvias torrenciales y como consecuencia inundaciones , lo que a la postre causa mayores destrozos que los propios vientos huracanados.

Y hablando de lluvia, el aumento de la temperatura también provoca que las precipitaciones se vuelvan más extremas, ya que un solo grado más en la atmósfera provoca que se retenga hasta un 7% más de humedad.

Y sin embargo, hay desertificación y sabanización

A pesar de que la tendencia es que las lluvias torrenciales y los huracanes sean más acusados, muchos lugares de la tierra están experimentando un proceso de desertificación. Y es que, aunque el aumento de la temperatura “extremice” esos fenómenos climatológicos (al igual que ocurre con algunas olas de frío debidas a la desglaciación), también hace más habituales las olas de calor.

Como puede deducirse, este hecho provocará la desertificación de amplias zonas del planeta, ya sea en el Cuerno de África o en el Mediterráneo, por poner dos ejemplos. Precisamente en el mare nostrum se esperan muchas menos lluvias y que las que caigan sean más intensas.

Para comprobar este cambio en las temperaturas no hay más que remitirse a los datos de la Agencia Estatal de Meteorología de España (AEMET), que informa de que si a principios del siglo XX las olas de calor se producían cada 30,7 años, cien años después lo hacen cada 3,7 años.

COP25

Precisamente uno de los temas que se están tratando en la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) que se celebra estos días en Madrid (España) es el riesgo que corre la Península Ibérica, pues el, cambio climático ha provocado que el 75 % de su superficie esté en peligro de desertificación.

De igual modo, durante la cumbre también se entrará de lleno en el hecho de que el 90 % de los desastres de los últimos 20 años se hayan debido al clima, y que tanto Latinoamérica como el Caribe hayan sufrido buena parte de esos desastres, ya que más de la mitad de las pérdidas (concretamente el 53 %) provocadas en todo el mundo se han dado allí.

En este marco, MAPFRE estrenó Los niños de María, un documental sobre cómo se reconstruye un país, Puerto Rico, tras una catástrofe causada por cambio climático.

Etiquetas: Medio Ambiente, Sostenibilidad

Deja un comentario en Cómo influye el cambio climático en huracanes y lluvias torrenciales

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.