Los coches más contaminantes lo tienen más difícil para pasar la nueva ITV

0 Publicado en Motor

La nueva ITV está llamada a ser el azote de los vehículos más contaminantes. Con los nuevos controles de humos, los vehículos de mayor edad y aquellos que hayan tenido un mantenimiento deficiente, entre otras cosas, pueden tenerlo muy difícil para obtener un “apto”.

La prueba de la opacidad de los gases es uno de los puntos clave de esta nueva ITV porque se ha endurecido en las exigencias a los coches. Te contamos cómo funciona y qué puedes hacer para ir lo mejor preparado posible. Eso sí, sin trucos mágicos.

En qué consiste la prueba de gases y por qué es más dura ahora

Empezamos por la segunda parte: es más dura a partir de ahora para evitar nuevos casos como el escándalo de los diésel, o sea, falsear los resultados de emisiones de los vehículos.

En cuanto al funcionamiento de la prueba de opacidad de los gases, se ha de llevar al motor desde el ralentí hasta el punto de corte de inyección. La aceleración debe ser en vacío, y una vez que el motor haya llegado a la temperatura ideal de funcionamiento. Solo debe funcionar el motor, es decir, ni la radio ni luces u otros elementos auxiliares.

Se realizan tres mediciones independientes consecutivas y se hace la media sobre los tres resultados. Si se consigue un valor medio por debajo de los límites permitidos, la prueba se supera sin problemas. Si los valores son poco favorables se pueden llegar a realizar hasta cinco mediciones más (un total de ocho).

Si en las tres mediciones ya se obtienen datos excesivamente altos no será necesario realizar más y la prueba no se habrá superado. Existen límites establecidos para los vehículos dependiendo del año de matriculación:

  • Para coches diésel matriculados a partir del 1 de julio de 2008: 1,5.
  • Diésel atmosféricos anteriores al 1 de julio de 2008: 2,5.
  • Diésel turboalimentados anteriores al 1 de julio de 2008: 3.
  • Nuevos vehículos con niveles de emisión en TITV Euro 6 y Euro VI: 0,7.
  • Los vehículos matriculados antes del 1 de enero de 1980: exentos.

¿Cómo podemos prepararnos para esta prueba?

En primer lugar, escapa de los “trucos” que circulan por Internet: nada de aditivos, no mezcles gasolina con diésel y no trates de reinventar la rueda. Te puede salir caro. Hay un camino completamente normal para llegar y superar la prueba de los gases sin esfuerzo: basta con llevar el mantenimiento correctamente.

La prueba de opacidad de gases puede salir mal si el coche tiene algún problema con la combustión (algo inevitable llegado cierto momento en la vida del motor), pero también si el escape está sucio (con carbonilla) o si somos algo dejados a la hora de sustituir los filtros del coche.

Por eso, mantener el aceite en buen estado, cambiar los filtros con regularidad y llevar el mantenimiento estricto del coche es la mejor idea. Nuestros hábitos a la hora de conducir también contribuyen a ponernos las cosas difíciles para pasar la prueba. Si solo conducimos en ciudad y no subimos el motor de vueltas de cuando en cuando, la carbonilla se va a acumular hasta en el escape, y “daremos negativo”.

Por eso, si se puede hablar de un “truco” sería este: circular periódicamente con el motor “alto” de vueltas para así deshacernos del hollín acumulado. Basta con circular unos kilómetros (20 ó 30, por ejemplo) por la autovía en cuarta por ejemplo, pero a los 110 ó 120 km/h habituales. O, de manera equivalente, llevar el motor a unas 3.500 ó 4.000 rpm durante esos kilómetros independientemente de la marcha, pero siempre a velocidad legal. Es algo similar a lo que comentábamos cuando hablamos de la famosa válvula EGR.

Etiquetas: ,

Deja un comentario en Los coches más contaminantes lo tienen más difícil para pasar la nueva ITV

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.