Las calles de sentido único son un peligro, ¿por qué?

0 Publicado en Motor

Dentro del entramado de calles, callejas, vías principales, avenidas y travesías de una ciudad, existen muchas modalidades posibles para la circulación, entre ellas las calles de sentido único. Estas pueden ser calles de un solo carril, con o sin arcén (me refiero al espacio de aparcamiento), o con otra configuración.

Las calles de sentido único, en zona urbana, son bastante poco recomendables a menos que, por cuestiones físicas de espacio disponible no sea posible establecer una vía de dos o más carriles para la circulación. En los casos en los que no queda otro remedio, lo normal es que la circulación sea muy lenta (20, 30 km/h como velocidad máxima permitida), precisamente por las características y estrechez de la vía. Pero si se construyen vías de más carriles y se permiten mayores velocidades, entonces son vías peligrosas, y te explicamos por qué.

Vamos a puntualizar que la fuente de este artículo es norteamericana, pero de su lectura sacamos provechosas lecciones sobre lo que supone una calle de sentido único, en realidad, en cualquier parte del mundo. Porque en todas partes existen conductores que corren en exceso con sus coches, y que se sienten más seguros sabiendo que no hay posibilidad de tener una colisión frontal con otro vehículo.

En aquél país, es típico ver zonas residenciales que, en las décadas de los 1950 y 1960, convirtieron sus calles en calles de sentido único. En lugar de mejorar el tráfico o servir de algo positivo, sucedió lo contrario: el tráfico empeoró, subió la accidentalidad, creció el crimen y, en general, la zona perdió valor. ¿Por qué? Las razones son, sin duda, curiosas:

  • Una calle de sentido único favorece la venta de drogas o de otros servicios ilegales.
  • Las calles de sentido único favorecen el exceso de velocidad, porque son a priori más seguras al no tener en cuenta al tráfico en sentido contrario.
  • Por esa razón, el índice de colisiones puede ser mucho más alto (hablamos de porcentajes alrededor de un 50% más altos) que en calles de doble sentido.
  • Es más fácil escapar de la policía en una calle de un solo sentido, y es más difícil el acceso de las ambulancias a según qué zona.

¿Sucede esto en España? En parte sí, pero no sucede si hablamos de calles muy estrechas donde no es posible pasar tan rápido. La lectura que podemos hacer de este problema con las calles de sentido único en zonas residenciales es que… no tienen sentido. Es posible que en teoría y sobre el papel, la calle de sentido único tenga sentido (valga la redundancia) para dar fluidez al tráfico y evitar giros indebidos.

Eso sería un punto a favor.

El problema es que con sentido único tenemos altas probabilidades de acciones delictivas, también en España. Las carreras ilegales siguen siendo un problema en nuestro país, y si además proporcionamos tranquilas calles de sentido único, podemos estar dando un incentivo irresistible a los que las disputan (y eso incluye, sobre todo, polígonos industriales, más que zonas residenciales en España).

Este es un claro ejemplo de cómo sobre el papel podemos tener una gran idea, pero a la hora de ponerla en práctica hay algo que falla, algo que más que trabajar en el sentido que deseamos, se sale de lo programado e incentiva la parte negativa.

Vía | Washington Post

Foto | Vladimer Shioshvili

Etiquetas: Circulación urbana, Conducir en la ciudad

Deja un comentario en Las calles de sentido único son un peligro, ¿por qué?

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.