La válvula EGR, ¿qué es y cómo la podemos cuidar?

0 Publicado en Motor

Válvula EGR_dchaLa válvula EGR es vital para los coches porque sirve para aprovechar parte de los gases del escape para reintroducirlos en la cámara de combustión. Al hacer esto se consigue reducir la temperatura de combustión y se producen menos óxidos de nitrógeno (NOx), gases contaminantes y tóxicos que saldrían a la amósfera en grandes cantidades de no existir esta válvula de recirculación de gases.

Es una válvula que se implanta a raíz de las normas anticontaminación, cada vez más exigentes, y por eso mismo hoy en día se encuentran en la práctica totalidad de los motores diésel, y en cada vez más motores de gasolina. Su trabajo es importante, pero también es sucio y tiene riesgos, desde el punto de vista mecánico, siendo frecuentes las averías relacionadas con esta válvula.

¿Qué significa que los gases del escape recirculen?

Válvula EGR2_dchaEs muy sencillo: para evitar que los gases NO salgan a la atmósfera, el aire (sucio) vuelve a dirigirse a la cámara de combustión, de forma que se reduce la temperatura total, y se reduce también la concentración de oxígeno. La válvula se abre más o menos dependiendo de la estrategia que se decida en la fábrica, y también dependiendo de la temperatura del motor, de cuánto aceleramos, o de las revoluciones del motor.

Esta válvula no actúa en frío, y tampoco si se exige mucho al motor (con el acelerador a fondo, por ejemplo), así que su punto de funcionamiento, por decirlo así, es con el motor caliente, el acelerador levemente pisado (manteniendo la velocidad en una autovía, por ejemplo) y a un régimen de revoluciones medio.

A raíz de su funcionamiento se puede acumular carbonilla en todo el colector y en los elementos de admisión, y si se acumulan en grandes cantidades se puede llegar a sufrir una avería. Y la acumulación de carbonilla se da porque los gases que recirculan no “soplan” con la suficiente presión, ni el tiempo suficiente.

Lo peor para una válvula EGR es la circulación 100% urbana, porque supone un número indeterminado de parones y arrancadas, y en cuanto entra en funcionamiento la válvula EGR, no lo hará con la suficiente presión como para limpiar la mencionada carbonilla, que se acumulará y dificultará su funcionamiento.

Estos son algunos síntomas de posible fallo de la válvula EGR:

  1. Parece que falla el arranque, o directamente, falla.
  2. Sentimos tirones en aceleración.
  3. El coche consume más de lo normal.
  4. Notamos ruidos extraños en el motor.
  5. El motor parece que se ahogue.
  6. Vemos que se generan exceso de humos.
  7. Perdemos potencia del motor sin ninguna pista evidente.

Para cuidar la válvula EGR es bueno que el uso del coche sea mixto, es decir, que si lo utilizamos para uso urbano, le demos también su ración de autovía de cuando en cuando. Lo mejor para limpiar la válvula, o contribuir a su cuidado, es mantener la velocidad alta durante un período de tiempo, por ejemplo 10 o 15 minutos, de forma que el motor se caliente perfectamente, se mantenga un ritmo constante de revoluciones de motor, y la válvula trabaje con fuerza para expulsar toda esa carbonilla.

La alternativa es que termine por averiarse, y la tengamos que cambiar, pero no es un repuesto nada barato.

Foto | Moosealope

Etiquetas: Consejos, Consejos de mantenimiento, Mantenimiento del motor, Válvula EGR

Deja un comentario en La válvula EGR, ¿qué es y cómo la podemos cuidar?

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.