Estas son las averías más comunes que hacen que llames a la asistencia en carretera

0 Publicado en Motor

help-891596_640

A pesar de que los coches son cada vez más tecnológicos y eficientes, así como seguros, nunca debemos descuidarlos. Existen malas costumbres, despistes o equivocaciones que parecen inocentes, pero que a la larga pueden provocar que el coche deba pasar por el taller y que, además, podemos evitar poniendo tan solo un poco de atención. Estas son las averías más comunes que hacen que tengas que llamar a la asistencia en carretera.

Batería sin carga

Quedarnos sin carga en la batería del coche implica llamar a la asistencia en la gran mayoría de casos. Esto puede suceder por muchos motivos, desde un mal mantenimiento de la misma, pasando por un fallo de los materiales, o simplemente por el hecho de dejarnos las luces encendidas mientras vamos a comer, o cuando nos disponemos a descansar. En ese caso, salvo que encuentres algún conductor con pinzas en el coche (algo cada vez menos frecuente, por cierto), tendrás que llamar a la asistencia.

Mantenimiento deficiente

car-repair-362150_640

Un mal mantenimiento, o bien saltarse los plazos marcados para los cambios de aceite y demás operaciones, significa que tenemos muchas papeletas para sufrir algún tipo de avería. Por ejemplo, quedarnos sin pastillas de freno, sufrir un pinchazo, que se nos rompa la correa de la distribución… Este último caso es el más peligroso porque implica una factura elevadísima, y el riesgo de romper el motor para siempre. El mantenimiento debe ser completo y correcto, si no estaremos más tiempo del deseable metidos en el taller. Y antes de salir de vacaciones, pasa una revisión.

Salir al campo por los caminos

Es una práctica que no tiene por qué tener ninguna consecuencia si utilizamos la cabeza. Si nuestro coche está preparado para circular por caminos y lo hacemos con suavidad y con cuidado, será una experiencia placentera. Pero más tarde, al regresar, asegúrate de que las entradas de aire y los filtros estén limpios de polvo y hojas, o vegetación, porque si no nos damos cuenta corremos el riesgo de sufrir una avería que, en un primer momento, no sabremos por qué se ha producido.

¿Se enciende un indicador en el salpicadero? ¡Hazle caso!

Cualquier indicador luminoso del salpicadero que se encienda mientras estamos de viaje debe ser atendido al momento. No importa que se encienda y se apague (es más, eso es todavía más inquietante), si algo nos avisa de un posible problema, debemos acudir a un taller a comprobar si el aviso implica una avería o es una falsa alarma. El hecho de no hacer caso a las indicaciones del salpicadero lleva, en casi todos los casos, a una avería de la que, por otro lado, se nos estaba avisando.

Etiquetas: ,

Deja un comentario en Estas son las averías más comunes que hacen que llames a la asistencia en carretera

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.