El análisis del estado de los vehículos nos revela un dato preocupante

0 Publicado en Motor

4075616480_02379f790d_z
Un nuevo estudio de FUNDACIÓN MAPFRE nos revela un dato preocupante sobre el estado de nuestros vehículos, y es que más de un 60% de ellos presenta defectos más o menos graves que pueden derivar con facilidad en una avería, y en algunos casos, en un accidente de tráfico. Según las conclusiones del informe “Análisis del estado de los vehículos“, presentado el pasado viernes 18 de julio, se nota una creciente falta de mantenimiento preventivo en todos los vehículos que ruedan por nuestras carreteras.

¿Qué quiere decir que un vehículo presente defectos? Pues que circula por las calles con un piloto fundido, con un nivel de aceite alarmantemente bajo, con un líquido de frenos que ha perdido sus propiedades (aunque puede que no se haya perdido presión en el circuito), con un neumático con un daño en la carcasa, con las suspensiones perjudicadas… Un defecto que no necesariamente supone un peligro inminente, pero que puede derivar fácilmente en una avería más grave (romper el bloque motor por falta de lubricación, por ejemplo) o en un accidente (por falta de visibilidad, por fallos en el sistema de frenado).

Más del 60% de vehículos con un defecto que puede influir en la seguridad

Sin caer en el alarmismo, el dato de más de un 60% de vehículos con defectos que puedan influir en la seguridad, es preocupante. Lo es porque supone corroborar que los mantenimientos periódicos se están descuidando, y que ello afecta no solo a la seguridad en los vehículos, sino que en algunos casos también afecta al valor de mercado de esos vehículos para la venta de segunda mano, y por supuesto influye negativamente en cuestiones medioambientales.

FUNDACIÓN MAPFRE ha analizado los datos de más de 18.000 inspecciones voluntarias a través del programa Cuidamos tu Auto que se hicieron en España el pasado año 2013. Las diagnosis se realizaron gratuitamente en unidades móviles gestionadas por MAPFRE y que recorren toda la geografía nacional, tanto a asegurados, como a no asegurados, y en ellas se evaluó el estado de un total de 62 aspectos del vehículo, desde sus elementos básicos de seguridad al acondicionamiento o estado interior y exterior.

A partir de esas inspecciones, los datos recogidos se clasificaron en tres categorías: defecto, posible defecto (se sugiere vigilar) y sin defecto. Los vehículos con defectos y posibles defectos suman un 61,2% del total, y entre los defectos más comunes nos encontramos los siguientes:

  • el estado de las ruedas y los neumáticos (31 por ciento en el caso de los vehículos de gasolina y 27 por ciento en los diésel)
  • los sistemas de iluminación (24 por ciento en ambos casos)
  • los frenos (22 por ciento en gasolina y 10 por ciento en diésel)
  • los fallos que se producen en el motor (30 por ciento en gasolina y 23 por ciento en diésel), como los que tienen que ver con niveles de aceite inadecuados y correas y manguitos desgastados

En este vídeo se resume a la perfección la filosofía del estudio y las conclusiones más relevantes:

El mantenimiento del vehículo es fundamental para nuestra propia seguridad, y no debe ser puesto en segundo plano, aunque bien es cierto que la crisis no afecta a todo el mundo por igual, y sí se puede ver una revisión periódica como algo secundario. Sin embargo, debemos concienciarnos de la importancia de circular con un vehículo en perfecto estado, pues una gran garantía sobre nuestra propia seguridad y salud al final del día.

Más información | Cuidamos tu Auto
Foto | EURIST e.V.

Etiquetas: Estado de los vehículos, Estudios Fundación MAPFRE, Mantenimiento del coche

Deja un comentario en El análisis del estado de los vehículos nos revela un dato preocupante

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.