Consejos para conducir bien… o mejorar lo presente

0 Publicado en Motor

16062880525_d54991a6c5_o

¿Qué es conducir bien? La pregunta es sencilla, pero la respuesta es muy compleja, ya que cada persona a la que preguntemos estimará que conduce muy bien. Además, el simple concepto de “conducir bien” hay que definirlo correctamente: ¿se trata de conducir sin incidentes? ¿De ser eficientes en el consumo de combustible? ¿De cuidar los neumáticos? ¿De cumplir a rajatabla todas las normas de tráfico, incluso si no hay nadie más en el lugar?

Sin duda, se trata de todo un poco, aunque un buen conductor se reconoce al instante: es capaz de conducir suavemente, rápido pero sin excederse, consumiendo el mínimo combustible y sin llegar a ponerse en riesgo en ningún momento, siendo consciente de su entorno y de anticiparse a lo que vaya a pasar segundos o metros después. Respeta las normas de tráfico, pero, sinceramente, no antepondría a ellas su seguridad o la de los demás.

Suele suceder que lo bueno pasa desapercibido, y lo malo se hace notar al instante. Un buen conductor, de verdad, pasa absolutamente inadvertido porque no interfiere en nuestra conducción, ni lo vemos como un peligro inminente cuando nos disponemos a cruzar un paso de peatones, y tampoco destaca por su manejo de la bocina insistente. El buen conductor no se hace notar, simplemente conduce y cumple su cometido de la manera más placentera posible.

Mejorando nuestra conducción diaria

Sin ánimo de sentar cátedra, todos podemos poner algo de nuestra parte para mejorar nuestra conducción diaria. Por ejemplo, podemos pisar menos el acelerador, para conseguir el mismo efecto (en cuanto a velocidad), pero gastando menos combustible; podemos contar hasta 5, o 10, antes de tocar el claxon; podemos evitar cualquier maniobra sorpresiva, de forma que no pongamos nerviosos a otros conductores, o a peatones. Veamos unas cuantas claves para ser mejores conductores, en el sentido en que se dice, por ejemplo, que podemos ser “mejores personas”.

  1. La calle o la carretera no son circuitos, y conducir no es una competición. No tiene sentido “llegar antes que los demás”, ni tampoco “evitar que este conductor me adelante en este momento”.
  2. Los conductores que nos rodean, y los peatones, tienen sus propias circunstancias y su propio estado de ánimo. Que uno de ellos sea “muy lento”, que “estorbe” o cualquier otra apreciación despectiva puede deberse a cualquier razón, y nosotros como conductores (que no jueces), debemos mantenernos en nuestra tarea sin “castigar” a nadie.
  3. El claxon no solo está prohibido, si no hay un motivo justificado, por ejemplo evitar una colisión o un incidente. Además es un elemento que desconcierta a los conductores, molesta si se utiliza con insistencia, y aumenta la contaminación acústica de la ciudad. Tal como comentábamos antes, cuenta hasta 5 antes de tocar el claxon, y verás cómo en la gran mayoría de los casos no le ves sentido.
  4. Las conductas agresivas son otro foco de posibles incidentes, pérdidas de concentración o atención, y en general, de aumento del “mal rollo” en carretera, o en ciudad. Nada de lo que hagas por medio de la violencia verbal, los gestos o, citando el punto anterior, el claxon, podrá conseguir que un atasco desaparezca al instante.
  5. Hablando de atascos, la mejor manera de contribuir a que desaparezca algo más rápido es no cambiar con frecuencia de carril. Adelantarás unos pocos metros de cada vez, pero a cambio estarás contribuyendo a que la cola por detrás de ti crezca un poco más.
  6. Ceder el paso es un arma de doble filo, porque a veces cedemos el paso a un conductor y se nos “cuelan” tres más. Sin embargo, si se puede es conveniente ceder el paso para intentar contribuir a una mayor fluidez del tráfico, y no contribuir a que aumente el malestar general.

Y por si fuera poco, podemos mejorar nuestra técnica de conducción siguiendo los principios de la conducción eficiente, que además está relacionada con la conducción segura, y de paso, estaremos mejorando en seguridad.

Fotos | María Elena

Etiquetas: Conducir en la ciudad

Deja un comentario en Consejos para conducir bien… o mejorar lo presente

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.