Robo-advisor, los asesores financieros low cost

0 Publicado en Inversiones

Robo asdvisor_dcha¿Te dejarías aconsejar por una máquina para invertir tu dinero? Eso es lo que hacen los robo-advisor, unos asistentes virtuales que gestionan de forma automática inversiones. Han proliferado en Estados Unidos, sobre todo orientados a millennialls, la primera generación de nativos digitales, tecnófilos por naturaleza, quienes están liderando la revolución de estos robots asesores a los que confían su cartera de activos.

Los robo-asesores recomiendan carteras de inversión mediante el uso de una herramienta de asignación de activos. El asesoramiento financiero automatizado lo genera un software desarrollado por empresas especializadas de gestión de patrimonio que tienen los datos necesarios para dar el servicio. Después de contestar a una serie de preguntas, como la edad, las metas financieras y la tolerancia al riesgo, recomienda qué inversiones son las mejores para esa persona en concreto.

Wealthfront, Betterment y FutureAdvisor han desarrollado robo-advisors y ofrecen servicios exclusivamente con esta tecnología. Otras empresas, en cambio, lo combinan con el asesoramiento personal de toda la vida, es decir, con humanos (por ejemplo, The Vanguard Group, uno de los mayores fondos de pensiones del mundo).

Algunos dudan de la eficacia de la gestión automatizada de la cartera en línea. Se plantean si el cuestionario y el software son suficientes herramientas para evaluar la tolerancia de un cliente o si funcionan con inversiones sofisticadas. Es decir, que no está exenta de riesgos. Pero de lo que no hay duda es de que los robo-advisor tienen un coste mucho menor que los tradicionales. Mientras que las empresas convencionales de gestión de patrimonio suelen cobrar una cuota de un 1 % de los activos bajo gestión (por gestionar las inversiones de un cliente y asesorar en la planificación del patrimonio y otras cuestiones financieras, como el seguro), los honorarios Robo-asesores, en general, cuestan un tercio de ese coste. Algunos cobran una tarifa plana en lugar de un porcentaje de los activos cuando las carteras se hacen más grandes. Otros, como Charles Schwab, lo ofrecen de forma gratuita a los que inversores con al menos 5.000 dólares. El menor coste abre la asesoría financiera a pequeños patrimonios.

Los robots asesores gestionarán activos por valor de 450.000 millones de dólares en los próximos cinco años, de acuerdo al último informe de MyPrivateBanking Research. Y estima que los activos mundiales bajo gestión (AUM) de los servicios de robo-asesor llegarán a 20.000 millones de dólares a finales de 2015. Al aumento de esta tendencia contribuye el hecho de que los millennials, los futuros clientes, no confían en las instituciones financieras. Los asesores tradicionales tendrán que mejorar sus servicios para justificar sus honorarios, señalan los expertos. Según una encuesta de Pershing, solo un 23 % de los asesores ven a los robo-advisor como competencia y para el 27 % son irrelevantes para su trabajo. El 67 % lo ve como una oportunidad de negocio. Aunque solo el 19 % cree que puede complementar su servicios. Y un tercio dice que aún no ha desarrollado una visión de la tecnología. A su favor: que el software no es capaz de considerar el factor emocional de las inversiones.

Etiquetas: Asesores financieros, Inversión, Nuevas tecnologías, Robo-advisor

Deja un comentario en Robo-advisor, los asesores financieros low cost

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.