Emprendedores: por dónde empezar

1 Publicado en Destacados, Inversiones

Emprendedores_dchaA la hora de montar una empresa, una buena idea no significa éxito seguro, muchos emprendedores fracasan, a pesar de todos los obstáculos salvados y el trabajo duro. Hay que convertirla en un negocio. Por tanto, lo primero que debes hacer es identificar y evaluar la oportunidad. Y para ello necesitas definir el perfil del cliente al que se dirige el producto o servicio y plantearte qué aporta que no ofrezca ningún otro. ¿Cuál es el propósito de tu negocio y a qué consumidor va dirigido? ¿Cuáles son tus objetivos finales?

Ahora toca desarrollar un plan de negocio. Una vez analizados el mercado, la competencia y los posibles riesgos, el último paso para completarlo es pensar cómo vas a financiar sus costes de lanzamiento. ¿Tienes dinero suficiente o necesitas un préstamo? Eso sí, separa siempre las cuentas personales de las del negocio. Y resérvate un colchón por si hubiera que amortiguar una caída.

Antes de empezar a vender un producto o servicio construye la marca. Además de un logotipo, resultan imprescindibles una web de la empresa con información relevante sobre el negocio y  perfiles en redes sociales. Desarrolla un plan de marketing e informa a los clientes acerca del producto para que lo conozcan. Y, por supuesto, obtén todas las licencias, permisos y certificaciones. Asegúrate de que todo se ajusta a la ley. Construye un gran equipo, algo muy importante y tan difícil como crear un gran producto.

Y si todo esto te parece muy complejo para ti solo, recurre a alguien que te oriente en estos primeros pasos a dar.

Etiquetas: Consejos, Emprendedores, Fundación MAPFRE

Una respuesta a Emprendedores: por dónde empezar

Deja un comentario en Emprendedores: por dónde empezar

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.