¿Cómo es el perfil del inversor español al final de la crisis?

0 Publicado en Destacados, Inversiones

Tras una crisis que dura desde el año 2007, aproximadamente, y que poco a poco parece estar llegando a a su fin, el perfil del inversor español al final de la crisis es fundamentalmente cauto tras unos años de fuerte recesión e incertidumbre en el plano económico. Así lo reflejan los resultados de una encuesta de la gestora internacional Legg Mason Global Investment Survey, en la que se indica que el 75% de los inversores y ahorradores españoles siguen guardando en la memoria lo sucedido desde el inicio de la crisis en los mercados.

¿Qué implica este recuerdo que sigue vivo en la memoria de los inversores españoles? En primer lugar, genera desconfianza en los mercados y una percepción del riesgo mucho mayor de la que puede existir en realidad. La tendencia general es la del conservadurismo: invertir con preferencia en renta fija o activos de riesgo mínimo. Esto puede llevar, a largo plazo, a una caída progresiva de la rentabilidad al no dar entrada al riesgo.

Una de las principales y más probables razones para que el inversor español actual sea tan conservador es la falta de visión a medio y largo plazo de la evolución de los mercados. Tener esta visión clara le permitiría tener más confianza y destinar parte de su cartera a activos con mayor riesgo, que son los que dan las mejores rentabilidades a largo plazo.

En general, en España falta esta planificación y también la experiencia financiera necesaria para invertir con más confianza. Nos falta cultura financiera, que nos ayude a tomar decisiones con criterio en cuestiones económicas, y en el mismo sentido necesitamos aprender educación financiera. Esto nos permitiría ampliar conocimientos y comprender mejor los diferentes conceptos financieros a la hora de invertir.

El impacto de la crisis nos afectó a todos por igual, no solo a los inversores que vieron afectado su patrimonio. Las diferentes generaciones (baby boomers, nacidos entre 1946 y 1960; generación X, nacidos entre 1961 y 1980; generación Y, nacidos entre 1981 y 2000) vivieron de manera similar la crisis y mantienen el recuerdo negativo de estos años pasados. Esto se puede comprobar en cómo invierten las diferentes generaciones: el porcentaje de inversión en bolsa no pasa del 16% o 17%, mientras que la renta fija se lleva el 20% en el caso de los millennials o el dinero en liquidez, alrededor del 30% en todos los perfiles.

Tan solo un porcentaje significativo de los millennials (43%) entiende que hay que asumir algo más de riesgo en las inversiones para mejorar la rentabilidad, mientras que el resto de generaciones no supera el 22%. La necesidad de disponer de los servicios de un asesor financiero es clave para superar estas barreras y mejorar las expectativas del inversor, pero aunque la tendencia es esperanzadora: si los baby boomers son algo más reticentes, con un 38% que recurren a asesoramiento, la generación X eleva el porcentaje al 43% y los millennials rozan el 50%.

De continuar esta tendencia, es posible que el perfil inversor español del final de la crisis empiece a mirar el riesgo con otros ojos, y con más confianza.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario en ¿Cómo es el perfil del inversor español al final de la crisis?

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.