La profesión de consultor, en auge por las nuevas tecnologías

0 Publicado en Innovación

La inteligencia artificial, internet de las cosas, la nube, robótica, industria 4.0, plataformas inteligentes, drones… Un 75% de las organizaciones de la región EMEA (Europa, Medio Oriente y África) están trabajando la transformación digital, según un informe de  F5 Network. La tecnología y la necesidad de adaptarse a ella están cambiando los modelos de negocio o los procedimientos en las empresas. Debido a esta nueva situación —en la que obligatoriamente se debe acometer la transformación digital para ser competitivos y no quedarse atrás—, la figura del consultor está en auge.

“Las nuevas tecnologías han irrumpido con fuerza en el ámbito empresarial convirtiéndose ya en una realidad integrada en los procesos de negocio. En 2017, analytics, cloud computing y ciberseguridad, seguidas a distancia por la robotización y las tecnologías relacionadas con el internet de las cosas, han sido las mayores generadoras de ingresos”, indica el último informe anual de la Asociación Española de Empresas de Consultoría.

Esos avances tecnológicos han sido completamente disruptivos y esa necesidad de cambio requiere de un asesor externo para mejorar el negocio. Las empresas no cuentan normalmente dentro de su plantilla con suficiente personal con la cualificación necesaria como para poder incorporar todo este tipo de tecnologías y cambios en los modelos de negocio o en los procedimientos y por eso recurren a consultores.

Estos profesionales están preparados para acompañar durante todo el proceso de adaptación del negocio. Con el conocimiento profundo de la empresa, tratan de ver qué tecnologías se pueden incorporar a ella. “Un consultor asesora en cómo utilizar estas tecnologías para que la empresa tenga mejores rendimientos y genere una mayor satisfacción al cliente”, explica Yolanda Bueno, coordinadora del Máster en Transformación y Consultoría de Negocio de la Universidad Autónoma de Madrid.

El perfil del consultor también ha evolucionado con el tiempo. Ahora se necesitan profesionales de todos los sectores, desde físicos y matemáticos hasta de marketing y finanzas. “Hoy en día las empresas de consultoría, sobre todo las grandes firmas, se están nutriendo de todo tipo de perfiles. Los cambios que necesita una petrolera son muy distintos a los que requiere la banca, por ejemplo. Se buscan perfiles muy variados, multidisciplinares y, sobre todo, que puedan trabajar en equipo”, afirma Bueno.

Los cambios que deben abordar las empresas para adaptarse a lo digital son tan grandes que hasta algunos consultores necesitan formarse de nuevo porque, aparte de ser especialistas en algún campo, deben saber de todo de forma amplia: desarrollar competencias instrumentales, saber de metodologías de diseño (como Design Thinking, storytelling), consultoría basada en datos para el desarrollo del big data (cómo se visualizan y analizan los datos y, cómo a partir de ahí, se llega a la inteligencia artificial) y cómo se trabajan propuestas de valor con el cliente, entre otras.

Aparte de conocimientos técnicos y competencias instrumentales, también deben formarse en desarrollo personal para ser “capaces de conocerse y saber cómo gestionar la diversidad en una empresa, tanto de edad —porque hay muchas generaciones trabajando simultáneamente—, como de culturas o idiomas diferentes, porque en algunos casos son empresas globales.

Todo parece indicar que formarse como consultor es una buena apuesta de futuro: las previsiones apuntan a que la transformación digital seguirá impulsando la contratación de servicios de consultoría.

 

Foto: rawpixel.com/Pexels

Etiquetas: Nuevas tecnologías, Tecnología

Deja un comentario en La profesión de consultor, en auge por las nuevas tecnologías

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.