La ‘cara B’ de la era de los nativos digitales

1 Publicado en Innovación

Nativos digitales_central
Para un nativo digital, cualquier tecnología de la información supone poco esfuerzo a la hora de hacerse con ella. Sin embargo, es posible que esto de “cara B” le suene a chino, o en el mejor de los casos, le puede sonar a muy antiguo, algo de la época de sus padres. Para los que nacimos a finales de los años 1970, o a principios de la década de los 80, una cara B tenía significado, pero las velocidades del tocadiscos nos sonaban a otra época.

Siempre pasa, una generación nueva asume nuevos retos tecnológicos, pero actualmente la tecnología avanza mucho más rápido y lo que antes suponía una brecha intergeneracional, hoy sucede cada dos o tres años. Lo que sucede es que, cuantos más cambios experimente una persona durante su vida, más abierto estará a asumirlos, por muchos saltos tecnológicos que sucedan. Es lo que pasa con los jóvenes, los nativos digitales, aquéllos que nacieron en los años 90 o en la primera década del siglo XXI: nacen con las pilas puestas. Pero todo tiene su contrapartida, y sus riesgos.

Sin alarmismo, pero con prudencia y educación

La realidad es la siguiente:

Más de la mitad de la población española de entre 16 y 74 años las usa diariamente y siete de cada diez internautas utilizan dispositivos móviles, principalmente el teléfono, para conectarse a Internet.

Cada vez son más los jóvenes con acceso sin límites a las “nuevas” tecnologías (que no son tan nuevas, pero que en la sociedad nos resistimos a llamar, simplemente, tecnologías), y cada vez son más los niños que acceden a la tecnología, idealmente limitada en sus capacidades de acceso a la red. Los niños, y los jóvenes hasta cierta edad, son vulnerables a riesgos como la adicción a tecnología y aplicaciones, y uno de esos riesgos implica la desconexión de actividades de ocio “en el mundo real”.

Las redes sociales, el WhatsApp, el estar siempre conectados,… estas actividades conllevan el riesgo de crear dependencia en las personas, tanto en adultos como en jóvenes. Pero lo más preocupante es cuando son los jóvenes en pleno proceso de desarrollo psicológico, cuando no han madurado lo suficiente, caen en conductas de dependencia hacia estos servicios. La tecnología no es buena, ni mala, sino que son las conductas inadecuadas las que terminan afectando al desarrollo emocional.

Xavier Carbonell, impulsor del Programa de Intervención Psicológica para Adolescentes y Jóvenes con Adicción a las Nuevas Tecnologías (realizado con el apoyo de la FUNDACIÓN MAPFRE) afirma que

Chats, páginas de redes sociales y juegos colectivos de rol son las aplicaciones que más potencial adictivo y más riesgo tienen y en las que los jóvenes, en su mayoría, se exponen a publicidad engañosa, a que su imagen sea utilizada con fines comerciales sin su consentimiento, a sufrir acoso sexual, a que le “etiqueten” en fotografías o vídeos y a “perder el tiempo”

El gran riesgo está en las malas intenciones de terceros, y en parte a la inmadurez propia de los adolescentes, que pueden llevarlos a no observar en su justa medida las consecuencias de ciertos actos a primera vista inocentes, pero que nada tiene de eso, y sí mucho de malintencionado por parte de adultos con pocos escrúpulos.

Con todo, las adicciones pueden afectar a cualquier persona, de cualquier edad y de cualquier situación social, pero son más probables, o atacan con más fuerzas en los casos de “personas de todas las edades que atraviesan situaciones concretas como una separación, jubilación y dedicación exclusiva al hogar, por ejemplo, o personas con limitación de comunicación y movimiento y que utilizan Internet para conocer a gente“.

Lo más importante para evitar situaciones desagradables o perjudiciales, estriba en la educación. Según Diego Castro, “el hecho de que los jóvenes estén muchas horas conectados no es indicativo de ningún problema concreto, a no ser que dejen de realizar otras actividades necesarias en su vida diaria o que afecten negativamente al resto de ámbitos, social, familiar o académico“, y asimismo, “es importante que los adultos no cometan el error de pensar que por el hecho de que los jóvenes saben más que ellos en esta materia no necesitan su ayuda“.

No hay que confundir habilidad e intuición en el manejo, con madurez emocional para valorar riesgos, por eso es fundamental el papel de padres y educadores en la correcta formación emocional de los más jóvenes.

Más información | El Mundo de MAPFRE

Etiquetas: Estudios Fundación MAPFRE, Jóvenes y tecnología, Smartphone

Una respuesta a La ‘cara B’ de la era de los nativos digitales

  1. Luis Cases dijo:

    Nosotros los “inmigrantes nativos” ya vivimos algo parecido con la televisión. ¿La televisión es buena o mala? Depende del uso que hagas. Si ves 7 horas diarias contenido indiscriminado y te aislas socialmente del mundo tienes un problema. Con Internet y las “nuevas tecnologías” sucede algo parecido aunque indudablemente hay otros peligros añadidos como tema “reputación online”, mobbing… Coincido con la reflexión de Fundación MAPFRE, hay que aprender a usarlos adecuadamente.

Deja un comentario en La ‘cara B’ de la era de los nativos digitales

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.