El Big Data también regula el tráfico en las ciudades

0 Publicado en Innovación

Controlar el tráfico en las grandes ciudades se está convirtiendo en un objetivo prioritario. Cada vez hay más coches, cada vez se utilizan más y, combinados en hora punta con los diferentes tipos de transporte público, convierten los centros urbanos en zonas caóticas, ruidosas, contaminadas y en las que los conductores consumen mucho tiempo extra en sus desplazamientos.

¿Qué se puede hacer para mejorar la fluidez del tráfico? La presencia de más guardias de tráfico no ha resultado del todo efectiva. Tampoco han dado muchos frutos las pruebas con la frecuencia de los semáforos ya que no se sabe con exactitud si el tiempo medio de los trayectos individuales decrecerá lo suficiente.

Para conseguir impactar positivamente, se necesitan cantidades ingentes de datos de diversas fuentes y es preciso combinarlos de manera efectiva para conseguir extraer conclusiones e intuir qué teclas pulsar para conseguir mejorar la gestión del tráfico. A veces, es necesario que los cálculos y las decisiones se tomen en tiempo real, reaccionando a las situaciones particulares.

Big Data, la solución tecnológica para mejorar el tráfico urbano

Lo anterior no es nada menos que la definición de Big Data: cantidades inmanejables de datos que vienen de fuentes diferentes pero que, convenientemente combinados, nos permiten extraer patrones, sacar conclusiones y tomar decisiones que cambien de una vez por todas el panorama de los atascos en el centro.

En Nueva York, por ejemplo, se están tomando medidas para recoger todos esos datos por segundo, procesarlos y crear modelos capaces de predecir “el futuro” del tráfico. Hablamos de modelos que, además, se adapten a las circunstancias y permitan, entre otras cosas, variar las frecuencias de los semáforos en cruces principales.

El proyecto (liderado por Carolina Osorio, del MIT) dispone de los datos recogidos por sensores y cámaras en diversos puntos de Nueva York. Gracias al algoritmo diseñado se pretende reducir en un 20% los atascos en el centro de esa ciudad.

Esta disminución importante de la congestión será el resultado de recoger, estudiar y validar los datos obtenidos de los recorridos de cientos y cientos de vehículos durante todo el día. Se trata del futuro de la planificación urbana, porque el número de vehículos conectados crecerá por encima del número de sensores y cámaras fijas en las calles (en semáforos, farolas, o cualquier elemento de mobiliario urbano), y se sumarán los datos de los sensores fijos en el cruce con los datos de los coches en el entorno.

La presencia de coches conectados o, un poco más adelante, de coches autónomos supondrá un antes y un después en la gestión de tráfico. Idealmente, los coches autónomos podrían garantizar la ausencia total de congestión, de atascos y de accidentes, proporcionando centros urbanos tranquilos, fluidos y cómodos para sus habitantes.

Etiquetas: Atascos y embotellamientos, Big Data

Deja un comentario en El Big Data también regula el tráfico en las ciudades

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.