Problemas más comunes con los vecinos de tu comunidad

0 Publicado en Hogar

15133039674_8dbc1173f9_z

La convivencia nunca es fácil, y las comunidades de vecinos son especialmente vulnerables al mal rollo entre vecinos por muchas razones: o bien son comunidades demasiado grandes, o bien nos toca un conjunto de vecinos poco amigable, poco amigo del gasto común, o demasiado estricto.

Si la televisión lleva años ofreciéndonos las peripecias de las comunidades de vecinos, desde aquélla serie ‘Aquí no hay quien viva’, hasta la actual ‘La que se avecina’, pasando por películas como ‘La comunidad’, la realidad no está muy alejada de esa ficción, al menos de la ficción reflejada en las series de la TV. ¿Cómo se llevan los vecinos reales, en general, en España? ¿Qué problemas tenemos en la comunidad?

Si hay que afrontar gastos comunes, problema a la vista

El dinero siempre arranca diferencias. Entre los problemas más comunes en las comunidades de vecinos están las famosas “derramas“, es decir, el reparto entre todos los propietarios de un gasto común como sustituir el ascensor o, más común, instalarlo; arreglar un desperfecto, o acometer las obras necesarias para pasar la Inspección Técnica del edificio.

Todos estos gastos deben ser aprobados en la junta de vecinos, pero es habitual que algún vecino ponga impedimento, proteste o incluso no quiera pagar. En esos casos lo normal es arreglar las cosas de forma amistosa, pero se puede llegar hasta los tribunales. En el caso de la instalación de un ascensor en una comunidad de vecinos que no lo tuviese anteriormente, un vecino puede quedar eximido del pago si la comunidad lo acepta de forma voluntaria, pero sigue estando obligado a aportar para su mantenimiento. Estos casos suelen ser de personas que viven en un bajo o en un primero, lo cual es fuente de conflictos si no paga, pero luego lo utiliza.

En el caso de una antena comunitaria, por ejemplo una antena parabólica, hace falta tan solo un 33% de votos favorables para aprobarlo en junta, y aquí sí que es más fácil que los vecinos que no pagan la parte proporcional no utilicen la infraestructura. Eso sí, para alguien que se apunte tarde siempre hay hueco, si abona lo que le habría correspondido en primera instancia.

Certificado energético, obligatorio para todos

Otro foco de problemas llega cuando a la comunidad de vecinos le toca ponerse al día para obtener el certificado energético, un certificado obligatorio para todos del que debemos disponer para poder alquilar o vender una vivienda. Por tanto, interesa tenerlo, y si la comunidad en conjunto ha de hacer cambios u obras para que las viviendas lo puedan obtener, nadie puede negarse. Es decir, sí pueden, y habrá quien ponga problemas, pero la ley es tajante y todos los vecinos han de pagar.

Perros, ruidos y vecinos maleducados

En las viviendas y comunidades donde estén permitidas las mascotas (porque no en todas lo están, y donde no lo están también hay problemas en este sentido), los ruidos generados por los animales o los problemas de higiene derivados de su posesión (por ejemplo, perros que hagan sus necesidades donde no toca) son una fuente inagotable de problemas y tiranteces entre vecinos.

Los ruidos dentro de las viviendas, las fiestas nocturnas o cualquier otro tipo de, digamos, contaminación acústica vecinal, también provocan roces. Un primer acercamiento debería ser el del diálogo: hablar con el vecino, exponerle tu preocupación y pedirle que actúe en consecuencia. Puede que no se haya percatado del perjuicio que supone su actividad, y siempre que seamos educados no deberíamos tener problemas. Pero todos conocemos casos de vecinos que hacen oídos sordos. En esos casos deberías exponerlo a la junta de vecinos.

Los vecinos descorteses (no saludan, por ejemplo), los maleducados, los molestos, los que perjudican o enrarecen el ambiente de la comunidad, también son otro de los focos de problemas más habituales, por desgracia. En realidad, mientras no afecten de manera severa a la convivencia, o no provoquen daños materiales en la comunidad, poco se puede hacer contra ese vecino que no quiere convivir.

Foto | Loren Kerns

Etiquetas: Comunidad de vecinos, Daño inmuebles

Deja un comentario en Problemas más comunes con los vecinos de tu comunidad

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.