El futuro de las pequeñas ciudades y sus grandes retos

1 Publicado en Hogar

town-768474_640

En la mayor parte de los casos en los que se habla del futuro de las ciudades, los argumentos se centran en las grandes urbes, las enormes extensiones urbanas que albergan decenas de millones de habitantes (ya sea hoy o en un futuro cercano), y dejamos de lado las ciudades más pequeñas. Esas ciudades de pequeño o mediano tamaño aglutinan una gran parte de la población, y a su vez siguen creciendo a su ritmo.

Frente a la prioridad en cuestión de desarrollo sostenible y gestión de residuos que suponen las megalópolis, las ciudades pequeñas tienen ante sí retos enormes para su futuro a medio plazo.

Si hablamos de futuro inmediato (o mejor dicho, a medio plazo, entre 10 y 25 años), y mencionamos el desarrollo sostenible y el futuro de las ciudades seguro que pensamos en coches autónomos, edificios inteligentes, protección medioambiental y otros conceptos asociados a la sostenibilidad y la movilidad.

En efecto, esas preocupaciones son básicas para este futuro que cada día está más cerca, pero no nos hemos de olvidar de que, cuantas más grandes ciudades existan, más desprotegidas pueden estar las medianas y pequeñas debido a las altas exigencias de las primeras.

Los retos para las pequeñas ciudades son los mismos que los de las grandes ciudades, pero a una menor escala. Y precisamente ese es el peligro para ellas, ya que esa menor escala también lo es en cuanto a recursos humanos: tienen menos habitantes, y por tanto menos medios técnicos y financieros a su disposición.

satellite-photos-610845_640

Uno de los principales problemas de estas pequeñas ciudades es que las necesidades de sus habitantes y de los negocios que alberga son necesidades globales, y en ciertos casos no pueden compartir a ese nivel global con otras ciudades más grandes. Uno de los retos capitales para ellas está en fortalecer sus economías, y a la vez establecer lazos económicos con grandes centros urbanos, dotados de mayores facilidades para el desarrollo de negocio.

Otro reto muy crítico para las ciudades pequeñas lo afrontan aquéllas poblaciones que dependieron, típicamente, de un solo sector económico, y en especial de la manufactura o de la obtención de materias primas. Estas ciudades deben reestructurar sus economías y adaptarse a un presente en el que esas actividades que tantas alegrías les dieron en su momento, ya no tienen la fuerza suficiente para mantener las ciudades competitivas.

Por último hemos de enlazar con la componente medioambiental y de sostenibilidad, porque las ciudades pequeñas disponen de infraestructuras que no están preparadas para crecer sin afrontar grandes cambios. Es decir, mientras que en el presente pueden cubrir las necesidades básicas de transporte, canalización y servicio de aguas, recogida y procesado de desperdicios y muchos otros frentes, a medida que crezca su población no serán capaces de adaptarse correctamente, y dichos servicios serán cada vez peores.

Vía | JLL

Etiquetas: Medio Ambiente, Movilidad urbana, Sostenibilidad

Una respuesta a El futuro de las pequeñas ciudades y sus grandes retos

  1. Las ciudades del futuro serán EFICIENTES: Compactas, configuradas, nada de automóviles (ni en tierra ni volando), rodeadas de agricultura y forestación, arboladas, sin césped (el césped es depredador del agua y no rinde oxigenación como un árbol), con bastante tecnología, densas (130,000 personas/km2),etc. DEBEMOS EMPEZAR A COMPACTAR NUESTRAS CIUDADES. Devolver su espacio a la naturaleza.

Deja un comentario en El futuro de las pequeñas ciudades y sus grandes retos

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.