¿Adiós al libre albedrío? Así decidimos

2 Publicado en Hogar

El libre albedrío o libre elección es «la creencia de aquellas doctrinas filosóficas según las cuales las personas tienen el poder de elegir y tomar sus propias decisiones». Es decir, que podemos elegir libremente entre obrar o no obrar.

Desde el punto de vista de la ciencia, esto no es tan sencillo. Muchos científicos han trabajado para demostrar que no tenemos tanta libertad de elección como creemos y un nuevo estudio viene a reforzar esta posición. Así es como decidimos.

Según un estudio realizado en la Universidad de Nueva Gales del Sur, apoyado por un sistema de machine learning, es posible predecir con hasta 11 segundos de antelación el patrón que imaginarán las personas. Es decir, se puede establecer el resultado de una decisión antes de que el propio sujeto sea consciente de haber hecho una elección.

Para la realización del estudio se realizó un experimento. En él, se pedía a dos personas que imaginaran un patrón visual de entre dos posibles. Estos patrones se presentaban con franjas rojas y verdes, uno en horizontal y otro en vertical. Durante todo el proceso, los sujetos eran observados mediante una resonancia magnética funcional.

Los participantes tuvieron que decir qué patrón habían elegido y la intensidad con la que lo habían imaginado. Los investigadores, observando la resonancia, se encontraron con que eran capaces de predecir con precisión tanto el patrón elegido como la intensidad con la que lo habían imaginado.

¿Cómo decidimos?

Este experimento no elimina de la ecuación la capacidad de libre elección, sino que sugiere pistas acerca de cómo es, realmente, el proceso de decisión en humanos. Al parecer, la evolución del pensamiento es un continuo en el que se procesa la información a medida que esta se registra.

En el momento de tomar una decisión, se tienen en cuenta los diferentes «pesos» de las líneas de pensamiento. Por decirlo así, el cerebro va clasificando la información que procesa y, llegado el momento, ha hecho un trabajo previo que nos lleva a decantarnos por una opción frente a la otra.

Según Joel Pearson, principal investigador en el proyecto:

Creemos que cuando nos enfrentamos a la elección entre dos o más opciones sobre qué pensar, ya existen indicios inconscientes de esos pensamientos, algo así como alucinaciones inconscientes. A medida que se toma la decisión de qué pensar, las áreas ejecutivas del cerebro eligen el rastro del pensamiento que es más fuerte. En otras palabras, si alguna actividad cerebral preexistente coincide con una de sus elecciones, entonces su cerebro tendrá más probabilidades de elegir esa opción a medida que se vea impulsado por la actividad cerebral preexistente.

Como vemos, nuestras decisiones están tomadas o, más bien, sopesadas, de manera inconsciente a través de ese procesado que realiza nuestro cerebro «en la sombra». El libre albedrío es un concepto filosófico importante en la cultura global, y será por mucho tiempo objeto de estudio por parte de los científicos.

Etiquetas: Curiosidades

2 respuestas a ¿Adiós al libre albedrío? Así decidimos

  1. Patrick Olivero dijo:

    Perdoname : no escribo bien su idioma, soy francés.
    Me gusta este articulo.
    Pero pienso que el libre albedrio no es una doctrina filosofica sino une caracteristica del ser humano. Por los cristianos fue dado por Dios. Conozco lel experimeto de nueva Gales. Me parece que solo explica como se toma la decision en el celebro pero que no pone en duda el libre albedrio. He escrito un articulo sobre este experimenta en una revista francesa.
    Muy cordialmente
    Patrick Olivero

Deja un comentario en ¿Adiós al libre albedrío? Así decidimos

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.