Fundación MAPFRE presenta la exposición fotográfica de Paz Errázuriz

1 Publicado en Cultura

Centro de acogida, Santiago, de la serie Niños, 1994. Copia digital Cortesía de la artista © Paz Errázuriz

Centro de acogida, Santiago, de la serie Niños, 1994.
Copia digital
Cortesía de la artista
© Paz Errázuriz

Fundación MAPFRE presenta la primera gran retrospectiva de la obra de Paz Errázuriz (Chile, 1944) que estará expuesta hasta el 28 de febrero en la Fundación MAPFRE.
La muestra recorre, a través de más de 170 obras, cuarenta años de su dilatada trayectoria. Abarca desde sus primeras obras, en los difíciles e inciertos años 70 de Chile, marcados por la llegada de la dictadura de Pinochet, hasta sus series más recientes.

Desde muy pronto, la obra de Paz Errázuriz se centra en entornos y personajes marginales que se sitúan más allá de lo convencional, en lugares propios y espacios cerrados.

A través de sus fotografías, construye unas imágenes con personajes llenos de dignidad y de naturalidad. La clave ha sido su método de trabajo, basado en la convivencia con sus retratados creando un clima de confianza y respeto necesario para sacar de ellos toda su dignidad.

Su compromiso social y colectivo va más allá de la cámara y en 1981 funda, la
Asociación de Fotógrafos Independientes (AFI), junto a sus compañeros de profesión.

La exposición está representada en grupos temáticos en los que se recogen las diferentes series realizadas por la artista chilena:

Agentes y espacios del devenir social

Sus primeros pasos están marcados por una situación de incertidumbre y riesgo para las vidas de quienes no apoyaron el golpe de estado en Chile. Salir a la calle con una cámara podía suponer un riesgo para quien quisiera captar la realidad. Es remarcable que en ese momento era todavía menos habitual el hecho de que fuese una mujer quien saliese a realizar dichas fotografías. Las imágenes registradas muestran una perspectiva nada heroica del país, inmerso en la pobreza.

Las edades de la vida (y la muerte)

Esta sección tiene como hilo conductor el tiempo y su tratamiento en la imagen. A mediados de los ochenta Paz Errázuriz decidió retratar a su hijo Tomás una vez al mes durante cuatro años. Su rostro serio se ofrece al espectador mientras la huella del cambio y los pequeños accidentes de la vida asoman. En esta época, las edades extremas de la vida (niñez y vejez) son las más representadas por la artista una mirada crítica hacia la infantilización social que afecta a los ancianos.

Reclusión

La privación de libertad de movimiento en un país sumido en una dictadura provocó en la fotógrafa una búsqueda de las razones que llevan al confinamiento de determinadas personas. Estas circunstancias indujeron a Paz Errázuriz a visitar en repetidas ocasiones el hospital psiquiátrico Philippe Pinel de Putaendo donde se encontró con personas desatendidas por sus propias familias.
Huyendo de una visión miserabilista se centra en los lazos humanos basados en el cariño y la ternura donde refleja las vinculaciones afectivas entre los sujetos retratados durante su internamiento.

Lucha y resistencia

BoxeadorVI, Santiago, de la Serie Boxeador. El combate contra el ángel,1987. Gelatina de Plata, copia vintage. Fundación AMA Colección Juan Yarur Torres © Paz Errázuriz

BoxeadorVI, Santiago, de la Serie Boxeador.
El combate contra el ángel,1987.
Gelatina de Plata, copia vintage.
Fundación AMA
Colección Juan Yarur Torres
© Paz Errázuriz

Su compromiso en la lucha a favor de los derechos humanos, hizo que quisiera registrar todos aquellos movimientos sociales. Desde 1981, estando activa en la Asociación de fotógrafos independientes (AFI), participó en huelgas, en manifestaciones o en protestas contrarias al régimen. Errázuriz siguió de cerca las actividades de Mujeres por la vida que tuvo un papel destacado en la concienciación de la subordinación femenina. En sus series, retrató un conjunto de mujeres que trabajan en distintos oficios; mujeres cuyas vidas no reflejan los medios de comunicación ni los libros de historia.

El sexo, instrumento de supervivencia

Desde muy pronto Paz Errázuriz tuvo contacto con el mundo de la prostitución femenina. Sin embargo, fue entre 1982 y 1987 cuando le dedicó gran parte de su obra frecuentando a un grupo de hombres que se travestían y prostituían en distintos burdeles de Santiago y Talca. Su interés continuó en las tomas en distintos burdeles de Curanilahue y Valparaíso (Serie Prostíbulos, 1999-2002) en las que destacan el grado de complicidad que se detecta entre las mujeres y los clientes. No hay ningún glamour en estos burdeles pobres y el desnudo femenino brilla por su ausencia.

Impedimentos de la mirada

Paz Errázuriz inició en 2003 su serie Ceguera, hasta ahora inconclusa, en la que sus modelos han sido en todo momento conscientes de que iban a ser fotografiados. Los retratados aparecen a veces solos, o también en pareja, lo que destierra la idea del aislamiento de los invidentes.

La desaparición de una etnia

Dió un giro en la serie Mujeres de Chile, adentrándose en la costa de los archipiélagos de la Patagonia occidental. Allí, se encontró con Fresia Alessandri Baker, quien no le permitió que le tomase ninguna fotografía, hasta que tras años de relación se estableció entre ellas dos una gran confianza. Esta es una de las pautas más apreciadas y valoradas que otorgan un carácter distintivo a las fotos de Errázuriz.

Fortaleza y debilidad

En 1987 Paz Errázuriz quiso explorar un mundo tan supuestamente viril como el del boxeo. El resultado es una serie de imágenes de hombres cuyo aspecto vulnerable hace dudar de la victoria a la que aspiran. Errázuriz los muestra fuera del ring o dispuestos a iniciar el entrenamiento. Sin embargo, más que una musculatura en su esplendor físico, vemos sobre todo cansancio, agotamiento y también precariedad y fragilidad.

El circo

En esta serie se retratan momentos de la vida diaria, de circos pobres, de aquellas personas que malviven en las barriadas de las ciudades sin contar con el apoyo de grandes anuncios o reclamos espectaculares. En este caso la fotógrafa se aparta de las visiones estereotipadas y coloristas sobre el circo y su mirada se posa en la cotidianidad de unas gentes que hacen de su profesión un modo de vida sin estridencias hasta el punto de que el acróbata o el mago pueden parecerse a cualquiera de nosotros.

Exéresis

Es una serie única, una rareza en toda su producción pues no ha sido realizada en Chile sino en distintos museos europeos y norteamericanos como el Louvre (París) o El Metropolitan Museum (Nueva York)
Las imágenes muestran las estatuas fotografiadas que carecen de cabeza pues el encuadre las corta a la altura del pecho, de modo que la atención se concentra en la zona genital. Las razones históricas, culturales y morales de la desaparición de ese órgano esculpido obedecen probablemente a mentalidades oscurantistas y/o a venganzas de origen religioso, pero el resultado le sirve a Errázuriz para reflexionar sobre la masculinidad desfigurada, en absoluto heroica, lo que crearía un cuerpo ambiguo, sin un género definido.

Etiquetas: , ,

Una respuesta a Fundación MAPFRE presenta la exposición fotográfica de Paz Errázuriz

  1. Pingback: Paz Errázuriz:impresiones sobre la exposición en la Fundación Mapfre – Laberintos de la mirada

Deja un comentario en Fundación MAPFRE presenta la exposición fotográfica de Paz Errázuriz

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.