Estos son los riesgos más comunes para la pequeña y mediana empresa

1 Publicado en Seguros

jewelry-manufacturing-1381501_640

Emprender un negocio o una actividad conlleva siempre un riesgo, y el primero en el que pensamos es ‘qué pasa si todo sale mal y el negocio no es rentable’. Lógicamente, cuando una persona o un grupo de ellas pretende crear un negocio, gran cantidad de energía y trabajo se dedica precisamente a asegurar que la cosa va a salir bien, dejando de lado el otro gran riesgo al que se enfrentan las empresas: cómo reaccionar ante un imprevisto, un accidente, un incendio.

En el día a día del negocio puede surgir algo imprevisto que nos deje completamente parada la actividad. Podemos tener una avería en la maquinaria que utilizamos para la fabricación; podría haber una inundación por la crecida imprevista de un río cercano; podría declararse un incendio; un coche podría impactar contra nuestra fachada…

Cualquier situación de las descritas, por improbable que parezca, ha sucedido en alguna ocasión. La clave para superar las pérdidas y arreglar los daños está en ser precavidos y pensar en la mejor manera de cubrirse las espaldas, económicamente hablando, en caso de que sucediese cualquier desgracia.

No pensemos solo en las empresas con lugar físico, sino en muchos autónomos que trabajan simplemente con un portátil y una conexión a Internet. ¿Qué sucede si caen enfermos? ¿Y si están incapacitados para escribir o utilizar las manos durante una larga temporada? En ese caso, el activo de la empresa que queda “averiado” es el propio autónomo, y si fue previsor, estará cubierto para durante el período que dure su recuperación.

Fundación MAPFRE ha publicado recientemente la ‘Guía de protección de la pequeña empresa‘, que pretende poner de relieve la importancia de las coberturas por medio de seguros adecuados de las pymes en España. Esto es de singular importancia, pues no solo hemos de tener en cuenta el propio seguro, sino que hemos de identificar correctamente las coberturas específicas necesarias.

Según el estudio Empresas 360º (aquí hablamos sobre la función de Empresas 360º hace algún tiempo), la Fundación pone de manifiesto que tan solo tres de cada 10 pymes sobrevivieron tras un grave siniestro por disponer de un seguro adecuado. Además, apenas una cuarta parte de las pymes tiene contratado un seguro que ampare las pérdidas de su cuenta de resultados; la mitad de las empresas encuestadas no saben cuantificar los costes de un cese de la actividad (temporal); solo un tercio de los negocios tienen un seguro que cubra averías en la maquinaria; y un 38,5% de las empresas no conoce la solvencia de sus clientes.

Ante este panorama, conviene plantearse una mejor divulgación de la cultura del seguro, una herramienta imprescindible para hacer frente a los problemas de este tipo, los más improbables o los menos estudiados, de manera que esas eventualidades no acaben con las empresas. Como vemos, no solo se habla de desastres naturales o destrozos físicos, sino de pérdidas económicas por mala planificación, o los problemas derivados del impago de los clientes.

Desde el punto de vista de las pymes, es necesario realizar un ejercicio de introspección y pensar si no será escasa o inadecuada la cobertura de la que dispone la empresa o los trabajadores frente a los imponderables. Hay que destacar que según el estudio mencionado, cerca del 90% de los empresarios y los gerentes de riesgos creen que la cobertura de su empresa es buena o muy buena, cuando la realidad evidencia otra foto diferente.

Si eres consciente de que tu empresa se encuentra expuesta a riesgos derivados del propio negocio, del entorno económico, de los competidores y a riesgos relacionados con acontecimientos fortuitos, ¿a qué esperas para actuar?

Descarga | Guía para la protección de la pequeña empresa

Etiquetas: , ,

Una respuesta a Estos son los riesgos más comunes para la pequeña y mediana empresa

  1. Para mis expectativas como principiante de seguros ,la información ha llenado positivamente mi parte académica .me gustó.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>