¿Qué pasa si nos ejercitamos demasiado?

2 Publicado en Salud

kettlebell-2052775_640

El exceso de entrenamiento puede ser tan perjudicial, o más, que la falta de ejercicio, aunque sea por motivos diferentes. Si el sedentarismo es un perjuicio grave para la salud y contribuye a la obesidad, el exceso de ejercicio conlleva otros riesgos que merece la pena conocer. Como sabemos, el ejercicio suave es muy beneficioso si se realiza con regularidad; en este caso estamos hablando de los riesgos para las personas que entrenan con más asiduidad, y mayor intensidad durante largos períodos de tiempo.

El sobreentrenamiento es nada más y nada menos que un exceso de entrenamiento que el cuerpo no es capaz de asimilar, y normalmente se debe a la falta de un descanso completo entre sesiones. El cuerpo, así, se fatiga en exceso y puede llegar a ser algo crónico.

Todo entrenamiento debe disponer de tiempos de reposo y recuperación para el organismo, de manera que nos vayamos adaptando progresivamente a las exigencias de dicho entrenamiento y consigamos nuestros objetivos, sean los que sean (fuerza, resistencia, o lo que estemos tratando de conseguir). Si no se respetan los tiempos, el cuerpo se resentirá.

Por otro lado, un deportista que se entrena con intensidad puede experimentar cansancio al finalizar una sesión, pero este es un cansancio lógico y normal, simple consecuencia de haber estado ejercitándose. Cuando el cansancio no termina es cuando pueden empezar a sonar las alarmas, al menos en cierta medida.

Uno de los síntomas más sencillos de detectar para entender que estamos pasándonos con el ejercicio (y no hablamos de lesiones, que pueden darse en personas no acostumbradas al ejercicio que empiezan saltándose pasos) es la frecuencia cardíaca en reposo. Si notamos que dicha frecuencia es más elevada de lo normal, sin haber hecho esfuerzos, es que estamos ejercitándonos de más.

Existen otros síntomas, por ejemplo pérdida del apetito y peso corporal, dolores de cabeza frecuentes, tensión alta, dolores musculares e inflamación, trastornos del sueño y, por supuesto, una sensación de fatiga durante todo el día. Además se puede dar pérdida de fuerza, e incluso de coordinación.

La mejor manera de evitar el exceso de entrenamiento es bastante sencilla: respetar los tiempos de descanso. Con un buen descanso y una recuperación completa entre sesiones de entrenamiento podemos estar tranquilos. Y en caso de que ya tengas los síntomas, lo mejor es el reposo absoluto hasta la recuperación total, pero si la cosa no mejora lo más recomendable es acudir a un especialista.

Etiquetas: , , ,

2 respuestas a ¿Qué pasa si nos ejercitamos demasiado?

  1. Javier Díaz dijo:

    Sin ninguna duda el descanso es parte del entrenamiento. El cuerpo lo pide, los músculos se bloquean y sin el debido reposo no se mejoran los objetivos.

  2. Como bien se señala en la publicación, hacer deporte regularmente beneficia a la salud; sin embargo, cualquier práctica deportiva en exceso puede ser perjudicial. Hay personas que lo hacen para bajar de peso, otras para mantenerse en forma o simplemente desestresarse, cualquiera que fuese la motivación si se hace en exceso puede deteriorar nuestra salud significativamente. Y si a ello le sumamos la mala alimentación los daños puede aún ser mayores. El cuerpo no solo se descompensa físicamente, sino también emocionalmente. Así, que para hacer deporte sin afectar nuestra salud debemos dormir por lo menos 8 horas, hacer cambios de rutina paulatinamente, alimentarnos e hidratarnos bien.

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>