Las pantallas de nuestros dispositivos, y la salud ocular

0 Publicado en Salud

Salud ocular_dchaLas pantallas de los dispositivos electrónicos, desde los ordenadores de sobremesa, pasando por portátiles, tablets, e incluyendo lo smartphones, pueden entrañar ciertos riesgos para nuestra salud ocular si los utilizamos incorrectamente. A pesar de que existen decenas de estudios que afirman que la lectura en las pantallas no conlleva riesgos de problemas de visión permanentes, nuestra postura o la configuración del dispositivo sí puede afectar a nuestra vista.

Hace más de veinte años que se conoce el Computer Vision Syndrome (traducido al español de forma algo desafortunada como el Síndrome Visual Informático), que es un trastorno que se da frecuentemente en personas que están delante de una pantalla durante gran parte del día. Los síntomas más frecuentes son dolor de cabeza, visión borrosa, dolor de cuello, ojos enrojecidos, astenopía, ojos secos o irritados, visión doble, vértigo… En pocas palabras, se da principalmente en personas que se pasan delante de una pantalla más de tres horas diarias.

Existen una serie de prácticas que favorecen este síndrome, y una de ellas es pasar demasiado tiempo delante de una pantalla del tipo que sea (salvo las pantallas de tinta electrónica, o las que no necesitan una fuente de luz interna para ser legibles). Hay otras razones que nos llevan a tener problemas de visión:

  • Pestañeamos menos. Ante una pantalla pestañeamos menos que cuando leemos tinta impresa (o electrónica, según un estudio), y eso hace que los ojos estén más secos de lo deseable. Esta sequedad puede llevarnos a mayores problemas relacionados con la salud de la córnea.
  • La distancia de lectura se reduce, sobre todo en dispositivos móviles como smartphones o tablets. En cuanto a la pantalla del ordenador, no es lo mismo, pero su posición favorece la sequedad de los ojos.
  • La postura de lectura. En el ordenador adoptamos, frecuentemente, posturas inadecuadas que provocan estrés en el cuello, y eso nos lleva a forzar otras posturas que perjudican a nuestra visión, o nos hacen forzarla.
  • La luz ambiental y el ajuste de brillo y contraste de la pantalla suelen ser incorrectos. Luz directa en la pantalla, reflejos o demasiada penumbra son problemas comunes. El ajuste del brillo y contraste depende de cada persona, pero existen herramientas interesantes para hacer un ajuste rápido y eficaz en nuestras pantallas, como la de Photo Friday.

Cómo contrarrestar los efectos del trabajo ante las pantallas

  1. Utiliza la regla 20-20-20: cada 20 minutos, descansa la vista 20 segundos viendo a lo lejos (a 20 pies de distancia, unos 3 o cuatro metros), por ejemplo echando un vistazo por la ventana.
  2. Ajustar el brillo de la pantalla, como ya hemos dicho, e incluso podemos pensar en cambiar nuestro fondo de pantalla del blanco al gris claro.
  3. Ajusta la pantalla de forma que esté directamente frente a tu cara y un poco por debajo de tu nivel de visión. No inclines la pantalla.
  4. Tu posición frente al dispositivo debe ser tal que haya suficiente distancia entre tus ojos y la pantalla.
  5. La luz ambiente no debe competir en intensidad con la luz de la pantalla. Es bueno trabajar con luz, pero que no sea excesiva.
  6. Con el ordenador de sobremesa, calcula la distancia adecuada sentándote, en primer lugar, en tu silla. La distancia debe ser tal que puedas apoyar la palma de tu mano en la pantalla de forma cómoda, como si estuvieses “chocando los cinco” con ella.
  7. Mantén los dispositivos portátiles como smartphones y tablets a una distancia apropiada de tus ojos y por debajo de tu línea de visión.
  8. Ajusta el tamaño de la fuente en la pantalla de forma que te sea cómoda la lectura.
  9. Acuérdate, de forma consciente, de pestañear más.

Para niños, es aconsejable limitar su tiempo delante de la pantalla. No es malo que estén frente a la pantalla, pero es mejor si realizan otras actividades más propias de su edad.

Por otro lado, no se ha demostrado que la exposición a luz LED sea perjudicial. Más bien, lo que se sabe es que abusar de ciertas prácticas y no respetar las distancias de lectura, además de todo lo dicho en este artículo, fomenta la fatiga visual y los demás trastornos.

Lo más inteligente, antes de tratar de recurrir a soluciones artificiales, es utilizar los aparatos con sentido común. Al primer síntoma de fatiga, descansemos la vista.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>