¿Qué es pignorar?

0 Publicado en Inversiones

agreement-2286439_640

La pignoración es el acto de dar algo en prenda, normalmente un bien mueble, para ofrecer una garantía real ante una cosa determinada, que podría ser un préstamo, una ejecución de una obra, el alquiler de un piso, o cualquier cosa susceptible de ser comprada y vendida.

El dinero pignorado podrá ser utilizado en casos de impago, por ejemplo, por la entidad financiera (por ejemplo), que podría recuperar así parte de lo prestado. A primera vista es algo muy parecido a la garantía de un préstamo hipotecario, pero en realidad tiene bastantes diferencias.

En resumen, pignorar es el acto por el que una persona física o jurídica (1) pacta la prestación de un servicio a otra persona (2), a cambio de una garantía a modo de prenda que debe aportar la persona 2, y que será devuelta por la persona 1 cuando se cumpla lo pactado.

La principal diferencia con la garantía de la hipoteca es que el bien pignorado no puede ser utilizado en ningún caso por el que ofrece la garantía. Es decir, si es dinero, será retenido y custodiado de manera que no podrá ser utilizado hasta que se “libere”; si pignorásemos un coche, no podríamos utilizarlo, ni venderlo, ni nada; si la pignoración fuese de una vivienda, lo mismo. Una vez liberado el bien pasaría de nuevo a nuestro poder.

En el caso de que pignorásemos dinero, y dicho capital generase intereses de algún tipo sí que podríamos utilizar dicho dinero (el de los intereses), ya que quedaría fuera del acuerdo y no sería parte de la garantía.

La pignoración suele ser conveniente en determinados casos, por ejemplo para facilitar el acceso a la financiación, ya sea un particular o a una empresa. Al pignorar podemos ofrecer fácilmente una garantía de pago perfectamente válida, incluso sin tratarse de dinero contante: puede ser un local, un vehículo, parte de unas tierras, y también productos financieros que no necesitemos liquidar a corto plazo.

Hay que notar que los costes de la pignoración son siempre inferiores a los de la garantía del préstamo hipotecario porque, entre otras cosas, no hay que tasar el bien, ni realizar los costosos (en tiempo y dinero) trámites burocráticos.

Y, en el caso de que, después de pignorar, surjan problemas que acaben en litigio, hay que tener en cuenta que el Código Civil es el que se encarga de regular la pignoración en los arts. 1.863 y siguientes y, en el caso de los préstamos con garantía de valores admitidos a cotización en un mercado secundario, es posible ver cómo se encuentra regulado en el Código de Comercio en el artículo 320 y los siguientes. Evidentemente, conviviendo con otras regulaciones especializadas que también rigen en el marco de la pignoración.

Etiquetas:

Deja un comentario en ¿Qué es pignorar?

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>