La peor receta frente al envejecimiento es no hacer nada

0 Publicado en Inversiones

human-874979_640

Uno de los miedos más latentes en nuestra mente es el de, llegada la jubilación, nos quedemos con una mano delante y otra detrás. Es un miedo latente que, conforme pasan los años, va saliendo a la luz poco a poco a medida que nos acercamos a esa fecha que siempre parecía tan lejana y que llega (y pasa) sin detenerse, ni esperar por nadie.

Existen analistas que afirman que no tendremos pensiones del Estado dentro de 30 años, y aunque esto puede ser bastante alarmista, existen indicios claros que apuntan a que en esas fechas la proporción entre pensionistas y personas activas estará muy desequilibrada: la tendencia apunta a que el número de pensionistas será muy cercano al número de contribuyentes, momento en el que, lamentablemente, las cuentas no saldrán.

Cuando tenemos 20 o 30 años pensamos que ya tendremos tiempo para preocuparnos de ello, pero cuando las noticias de economía apuntan casi de forma unánime que en 30 o 40 años no tendremos pensiones (o casi) deberíamos preocuparnos. Al menos, preocuparnos por saber qué va a suceder.

El sistema de pensiones público se sostiene solamente si los contribuyentes activos superan con creces al número de pensionistas, debido a que las pensiones actuales se generan a partir de la recaudación actual. En momentos de bonanza, lo recaudado para las pensiones se acumula en un fondo de inversión especial (la “hucha de las pensiones”, o más bien el Fondo de Reserva de la Seguridad Social), y en momentos de crisis o de recesión, se completan las pensiones actuales gracias a los fondos acumulados con el tiempo.

old-people-1553348_640

Las previsiones más pesimistas indican que en 2017 este Fondo de Reserva desaparecerá. A partir de ahí, el sistema de pensiones ha de hacer frente a las prestaciones de todo tipo, sin tener un colchón al que acudir cuando la situación se ponga difícil. Podemos pensar con prudencia que sí, que realmente cobrar una buena pensión estatal va a ser muy difícil dentro de dos o tres décadas. Que habrá que disponer de otros mecanismos, o trabajar más años.

La realidad del mercado laboral es que cada vez se entra en él más tarde, y se mantiene la edad de jubilación prácticamente inalterada. Y por encima de la edad de jubilación todavía nos quedan, por suerte, unos buenos años más de vida gracias a que la esperanza de la misma ha ido subiendo continuamente. Esto significa que el Estado debe soportar a más jubilados cada año, durante más años.

A mayor proporción de pensionistas, mayores necesidades de cotización van a surgir. Si ahora tenemos a 4 o 5 trabajadores por pensionista, cuando pasen esos 30 o 40 años, de seguir todo igual, podríamos vernos con uno o dos trabajadores soportando las necesidades de los pensionistas, y eso no es sostenible.

¿Qué soluciones existen? Existen muchas posibilidades, algunas mejores y algunas peores, pero lo cierto es que será difícil hacer frente a un futuro bastante poco halagüeño si no se toman medidas. Por ejemplo, incentivar de alguna manera el ahorro privado (planes de pensiones, por ejemplo); conseguir mayor cantidad de población activa, ya sea reduciendo el paro, adelantando la incorporación laboral e integrando mejor a las personas con edades cercanas a la jubilación. Y, por supuesto, convendría barajar la posibilidad de trabajar más años, siempre que sea posible con la integración mencionada.

Vía | iAhorro

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>