Niños y smartphones: aprenden a usarlos antes de a caminar

0 Publicado en Innovación

Niños y smartphones_dchaCon cada nueva generación de niños nos encontramos con un nuevo reto tecnológico que acapara su atención. Si los nacidos a finales de los 70 y principios de los 80 despertaron a la eclosión de los ordenadores personales, y poco tiempo después, a las primeras consolas de videojuegos (pero a la vez ya no se sorprendían de la televisión en casa), los nacidos en los años 90 y al inicio del siglo XXI, sobre todo, ven Internet como algo natural, los niños nacidos a partir de 2010 se puede decir que nacen con un smartphone bajo el brazo.

Niños y smartphones, y también tablets, están sobre la palestra. Estos son objetos al alcance de estos niños recién nacidos, de uno, dos, tres años, que casi aprenden a manejarlos antes que a caminar o correr, atarse los zapatos o pronunciar correctamente Mary Poppins. Y pasa lo mismo que con cada generación pasada: los adultos discutimos sobre lo acertado, o no, de que esos niños sepan manejar estas “nuevas tecnologías”, que para ellos no son nada nuevas.

La tecnología no es mala; su mala utilización sí lo es

Cada generación nueva tenemos el mismo debate: si la tecnología es mala, o no. La televisión se llevó los primeros cachetes porque se decía que impedía el correcto desarrollo de los niños, y nos advertían del peligro de pasar más de una hora (¡una hora!) diaria frente al televisor. Luego no pasó gran cosa, salvo para los niños que estaban acostumbrados a sentarse, de forma sistemática, delante de la “caja tonta” para dejar tranquilos a sus padres. Es el ejemplo de un mal uso de la tecnología que resulta perjudicial, pero “ver la tele” no es perjudicial.

Lo mismo pasa con las consolas y los ordenadores, sobre todo si hablamos de videojuegos (vilipendiados, la mayoría) o de conexiones a Internet. ¿Es Internet un peligro? o es el mal uso que hagamos, por error o por omisión, dejando a los chavales total libertad en la red (por contraposición al control al que los sometemos en el “mundo real”).

En el Reino Unido han hecho un estudio sobre las capacidades de niños entre 2 y 16 años, y se pretendía conocer qué tareas habituales hacen los chavales ingleses con total confianza y soltura. Los resultados, sin duda, son sorprendentes.

Andar en bici lideraba la lista con un 60% de respuestas favorables, seguido de cerca por el uso de una tablet (59%), mientras que usar un teléfono y leer se llevaban un 57%. Actividades como atarse los zapatos cosecharon un 53% de respuestas positivas, mientras que nadar se quedaba en el 52%, y decir la hora en un discreto 49%.

¿Qué significa esto?

En primer lugar, que el uso de estos dispositivos es atractivo para los menores, y por eso mismo hemos de preocuparnos por educar a nuestros hijos en dos direcciones principales: no depender de dichos dispositivos para su ocio, y cuidar muy bien qué tipo de contenidos van a consumir, recurriendo a aplicaciones pensadas específicamente para ellos.

En segundo lugar, existirán casos de padres que coloquen a los niños delante de una pantalla, del tipo que sea, para que estén de alguna manera controlados mientras ellos hacen sus tareas domésticas. Esta práctica puede ser aceptable en algún caso de necesidad, pero hemos de decir que, por sistema, puede ser poco recomendable, teniendo en cuenta las necesidades de los niños en cuanto a actividad física y juego “de carne y hueso”.

Como dijimos, la tecnología no es ni buena, ni mala, sin embargo el uso que hagamos de ella sí puede tener un sentido, o el otro. Que los niños muy pequeños sepan manejar estos dispositivos no es malo, pero si dejan de hacer otras cosas “de niños” por estar pegados a la pantalla, entonces estamos hablando de algo más preocupante.

Foto | Yuhan Sonin

Etiquetas: ,

Deja un comentario en Niños y smartphones: aprenden a usarlos antes de a caminar

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>