Consejos de seguridad a la hora de preparar tu próximo viaje

0 Publicado en Hogar

persianas

Preparar un viaje de vacaciones es una tarea apasionante y estresante a partes iguales. Debemos cuidar de los detalles organizativos y logísticos, tener todos los billetes a tiempo, planificar qué vamos a hacer en el destino, hacer las maletas,… Pero hay un punto de preparación en todo viaje que se precie que no debemos dejar al azar: nuestra casa. ¿Cómo la preparamos para el viaje? ¿Estará segura?

Los amigos de lo ajeno se frotan las manos ante los períodos de vacaciones: Navidad, Semana Santa y verano son los “períodos fuertes” para los ladrones, y si nosotros, encima, les ponemos facilidades o dejamos señales bien visibles de que no estamos en casa por unos días, razón de más para que intenten acceder a casa y llevarse todo lo que puedan.

Ante todo, no dejemos señales visibles de nuestra ausencia

Persianas bajadas totalmente, ausencia de luces encendidas en toda la noche, corte de electricidad… Estas señales dicen a los ladrones que no estamos en casa, y que probablemente no vayamos a estar en unos días, por lo que tendrían acceso libre a la vivienda y a nuestras pertenencias.

Dejar las persianas bajas, pero a diferentes alturas (incluso alguna levantada normalmente, aunque con ello “entre calor”) es la forma de generar dudas sobre si estamos, o no. Igualmente, si estamos fuera mucho tiempo un par de semanas, por ejemplo, podemos estar tentados de cortar la electricidad para ahorrar un poco. Si lo hacemos así (procurando dejar el frigo y el congelador vacíos para evitar dramas posteriores), estaremos inutilizando el timbre y la alarma.

Basta con desconectar todos los aparatos eléctricos, pero mantener la electricidad activa. Así podremos estar más tranquilos. Y si nos hacemos con algún dispositivo pensado para encender y apagar luces periódicamente, y durante un lapso de tiempo controlado, muchísimo mejor, pues las dudas del ladrón serán todavía mayores, y mayor será nuestra seguridad.

4706840016_b9cf00d70c_z

Las redes sociales nos pueden jugar una mala pasada: colgar fotos en Facebook o Twitter contando cómo de relajados estamos en la playa o lo bien que se come en tal chiringuito son una manera de “dar envidia” a nuestros amigos, y una invitación al hurto. Igualmente, mantener la geolocalización de nuestros tweets invita a pensar que, realmente, estamos lejos de casa. Si podemos evitar esto, estaremos más seguros.

En el apartado más común están cosas como dejar una llave de emergencia escondida en alguna parte del jardín (claro, esto aplica en casas o chalets). Solo hemos de pensar que cualquier lugar que pensemos, será de los primeros en los que buscarán los ladrones. Y si encuentran la llave, el robo será más fácil y menos detectable: ahí serán los ladrones los que más seguros estarán.

Si podemos, o tenemos alguien de extrema confianza cerca (algún vecino, amigo o familiar), podemos pedirles ayuda y dejarles las llaves para que “muevan” el piso o la casa: que abran persianas, que muevan macetas, o que cuelguen o descuelguen ropa del tendedero para dar la sensación de casa habitada. Si no es posible, habrá que confiar con que hayamos dejado suficientes señales equívocas para que los ladrones se lo piensen.

Para redondear nuestro plan, podemos intentar “vaciar” la casa de elementos sensibles al robo como joyas, algo de material tecnológico (ordenadores portátiles, tablets, smartphone de reserva…), y todo lo que se nos ocurra y que podamos “colocar” a ese buen vecino, amigo o familiar. Así minimizaremos pérdidas en caso de que, finalmente, los ladrones hayan accedido y nos hayan “limpiado”.

Prepara la casa para tu vuelta

No nos queremos despedir sin hablar brevemeente de cómo podemos preparar la casa para nuestra vuelta. El orden, la limpieza van a ser fundamentales antes de salir para que, cuando regresemos, nos encontremos la casa limpia y confortable. No hay nada peor que llegar y encontrarnos con todo el desorden producido por una salida precipitada antes del viaje.

  1. Guarda lo que haya por guardar. Lava la ropa pendiente y déjala seca, planchada, doblada y guardada.
  2. Guarda los elementos de uso habitual: tostadora, cafetera (límpiala previamente) y demás, o bien déjalos a cubierto para evitar el polvo.
  3. Limpia bien la casa: suelos, habitaciones, muebles, aseos…
  4. Revisa la lavadora y la secadora (que no haya ropa dentro), el horno, el microondas, el lavavajillas.
  5. Elimina los alimentos perecederos de la nevera, y si te vas mucho tiempo, consume todo lo que puedas antes del viaje.
  6. Limpia fregaderos y conductos varios, y usa un producto que preserve de los olores.
  7. Ventila bien antes de irte y deja rociada alguna fragancia agradable.
Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>