Cómo ahorrar en calefacción en pleno invierno

0 Publicado en Hogar

4310889329_ef88333905Cada año que pasa el coste de la energía es más caro, y esto repercute en el bolsillo de las familias españolas. Por otro lado, el frío invierno no invita a ahorrar en calefacción, al menos aparentemente, pero lo cierto es que sí que podemos ahorrar dinero en calefacción haciendo caso de unos sencillos consejos que nos van a facilitar las cosas.

La energía nos sirve para muchas cosas: iluminar las estancias, calentar la casa, enfriarla en verano, asearnos, cocinar… Hay algunos costes sobre los que no podemos recortar demasiados euros al año (aseo y cocina, iluminación cuando sea necesaria), pero en otros sí que podemos poner freno e incluso ahorrar un buen pellizco. Solo hay que hacer un uso eficiente de los dispositivos que gastan esa energía, y hoy vamos a ver cómo ahorrar en gas natural con la calefacción.

Por regla general, una casa o un piso debería ser capaz de tener un mínimo aislamiento con el exterior, de forma que las fluctuaciones de temperatura sean lentas, progresivas. Es decir, una casa caliente debería perder el calor muy lentamente, o a la inversa, una casa fría debería ser inmune al calor del verano (al menos durante un tiempo). El manejo de la calefacción puede ahorrar algo de dinero, pero la prevención y una buena estrategia nos hará estar calientes más tiempo por menos dinero.

  1. Procura aislar el interior de tu hogar lo mejor posible: ventanas de doble cristal, burlete en la puerta de entrada y unas buenas cortinas te ayudarán a mantener el calor dentro de casa. El burlete puede parecerte algo anecdótico, pero está comprobado (empíricamente por un servidor) que el frío que entra por debajo de la puerta de entrada no es nada desdeñable. En cuanto a las cortinas, unas buenas telas mantendrán una capa de aire aislante entre las ventanas y la estancia, conservando el calor y otorgando a la sala un ambiente más cálido (psicológicamente hablando). Bajar las persianas al caer la noche también es buena idea.
  2. Las casas deben ventilarse. Para no perder calor lo que hay que hacer es ventilar enérgicamente durante poco tiempo. El mejor momento es antes de salir de casa al cole o al trabajo, abriendo bien las ventanas para que haya corriente en casa, y cerrándolas al cabo de unos 10 minutos, tiempo más que suficiente para renovar el aire.
  3. La calefacción gasta considerablemente menos manteniendo el calor que calentando un espacio frío desde “cero”. Es decir, si regulamos bien la caldera y el termostato, podremos conseguir una temperatura agradable durante todo el día (o el tiempo en que haga frío) sin necesidad de dar “golpes de calefacción”. Para ahorrar en las horas de sol, conviene dejar entrar la mayor cantidad posible del mismo, de forma que calentemos las habitaciones de la forma más natural posible.
  4. Elegir la temperatura adecuada hace que gastemos menos (o mucho menos) y además nos ahorremos problemas de salud. Por eso la recomendación es de un máximo de 21 grados durante el día y un máximo de 17 grados durante la noche para mantener el confort, evitar problemas respiratorios (sobre todo), y dormir muy bien.
  5. Quizás algo que no parece un consejo para ahorrar en el calentamiento del hogar es el consejo de elegir correctamente la compañía que nos proporciona energía. Buscar, comparar y saber qué tarifa se ajusta a nuestras necesidades es fundamental a la hora de conseguir mejores precios y ahorrar (simplemente por el hecho de no gastar más dinero del que realmente tenemos que gastar).

Estos sencillos consejos seguro que hacen que ahorres un buen pico anual en energía. La inversión en aislamiento, por ejemplo, puede parecer alta a priori, pero al cabo de los años la amortizaremos sin problema ninguno por el ahorro en consumo energético que lleva asociado. En cuestión de energía es fundamental funcionar con la cabeza y el sentido común.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionados con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>